LA IMPORTANCIA DE UN PACKAGING SOSTENIBLE

La ecología y el respeto por el medio ambiente es uno de los temas que preocupan a la población general. Concretamente en el sector de los envases y el embalaje, la sociedad comienza a tomar conciencia y a ocuparse por los residuos que se generan. El problema tiene y va tomando tal envergadura social y económica que todos, empresas y consumidores, tenemos que afrontar y reaccionar sin dilación y con responsabilidad.

 

 

Según un estudio en el que han participado distintas universidades estadounidenses entre las que se encuentran la de Georgia y California, desde los años 50 el ser humano ha producido plástico a gran escala generando más de 8.300 millones de toneladas de este material. De las cuales, sólo el 21% ha sido reciclado o incinerado;  el 79% restante de estos residuos plásticos se encuentran en vertederos o, lo que es más grave, en el propio medio natural. Estos datos son realmente graves, y más cuando una gran parte de esos residuos plásticos acaban en el mar donde son ingeridos por los animales marinos, causándoles la muerte en la mayoría de las ocasiones y en otras, acabando en nuestra cadena alimentaria.

 

 

Si hiciéramos más uso de la lógica en nuestra conducta y nos parásemos a pensar en la importancia que tiene el packaging en nuestra vida y en cómo éste afecta – además de a nuestros procesos en la toma de decisiones de compra -al medio ambiente, seguramente cambiaríamos muchos de nuestros hábitos de consumo. Resultados de múltiples estudios, afirman que de seguir con la tendencia de décadas anteriores se destruirán los recursos naturales habidos y por haber en menos de 100 años. Estos datos que además de abrumadores parecen imposibles, indican que cada persona del mundo industrializado puede generar en un año una media de 200 kg de residuos en envases. Lo que a todas luces evidencia, es que el concepto de producir, usar y tirar no es ni sostenible ni eficiente. Hay que cambiar el sistema y obligatoriamente debe estar regido bajo la regla de las 3R: Reducir, Reciclar y Reutilizar.

 

 

A diferencia de los plásticos, el papel proviene de la madera, un material 100% orgánico que se descompone y es asimilado sin afectar negativamente al medio ambiente. Por eso, resulta de vital importancia recuperarlo como alternativa al plástico en todo tipo de embalajes, ya que se trata de un material ecológico, biodegradable y sostenible.

 

Importancia del packaging sostenible

 

Tradicionalmente, ha existido la creencia de que el uso del papel era uno de los principales causantes de la deforestación. Cuando precisamente el empleo de este material para la producción de embalajes no necesariamente supone un aumento en la tala de árboles. Todo lo contrario: cada vez más, el papel consumido en España y en el mundo tiene su origen en plantaciones controladas. De hecho, según información recogida en la base de datos del Banco Mundial, el porcentaje de área forestal en España ha aumentado del 31,07% en 2005 al 36,8% en 2015 pese al notable aumento del consumo de papel.

 

 

La última actualización de la Memoria de Sostenibilidad elaborada por ASPAPEL, la Asociación Española de Fabricantes de Pasta, Papel y Cartón (@AspapelOficial), indica que el 98% de la madera que se utilizó en 2016 en España para la fabricación de papel se cultivó en plantaciones locales, concretamente de pinos y eucaliptos (que ocupaban 476.260 hectáreas en su totalidad, el 2,6% de la superficie total de bosques del territorio español). Según este documento, “en 2016, el 56% de la madera consumida por el sector estaba certificada, frente al 30% del año anterior” y se certificó el 55% del papel de fabricación nacional que entró en el mercado.

 

 

Incluso, más allá del origen de la celulosa, cabe destacar que la industria papelera también se ha concienciado sobre los efectos derivados de las plantaciones gestionadas de manera sostenible. Los pinos y eucaliptos de las plantaciones locales ayudaron a almacenar 42 millones de toneladas de CO2, (un 35% más que en 2015). Por otra parte, ASPAPEL asegura en el mismo informe que las fábricas papeleras españolas reciclaron 5,2 millones de toneladas de papel y cartón. Todos estos datos, sumados al hecho de que el papel tiene un ciclo de vida extenso, puede reciclarse fácilmente y reutilizarse posteriormente en un sinfín de productos, convierten este material en una opción de packaging sostenible.

 

 

La apuesta de ASHES TO LIFE por la sostenibilidad, nos lleva a reducir el impacto negativo de la industria y el uso indiscriminado de los recursos naturales. Por ello, la utilización de materiales sostenibles como el papel se presenta como una alternativa ecológica óptima para empaquetar y enviar todos nuestros productos. De esta forma, logramos mantener los más altos niveles de calidad tanto en nuestros productos como en los procesos de su elaboración y packaging, obteniendo con ello un menor impacto ambiental.

 

Apuesta de ASHES TO LIFE por la sostenibilidad

 

En el caso de nuestro embalaje, hemos seleccionado cada uno de los materiales y planificado cuidadosamente todo el proceso para asegurar la sostenibilidad del mismo, de esta forma, también nos aseguramos velar por los intereses del Planeta.

 

 

Nuestras cajas están hechas de cartón 100% reciclado, y el papel de las etiquetas que envuelven tanto nuestro Jabón de Ceniza Hidratante como el Jabón de Ceniza Exfoliante proviene de bosques gestionados de manera sostenible. Por su parte, y para evitar el uso de film plástico de burbuja utilizado comúnmente para proteger los objetos, hemos optado por un papel Kraft alveolar en 3D que garantiza una protección total a nuestros productos. Así mismo, hemos renunciado a utilizar las habitúales bolsas de plástico que ofrecen los servicios logísticos, sustituyéndolas por unos sobres de papel Kraft reforzado 100% reciclable. Y todo ello, para tener la certeza de que además de cuidar la Piel de las Personas con nuestros productos, estamos cuidando la piel del Planeta.

 

 

Resulta vital que tomemos conciencia de este gran problema, seamos responsables y cambiemos o adaptemos nuestra forma de vida a las necesidades actuales que tienes el Planeta. Modificando nuestra forma de consumir podemos influir en la marcha de la economía y del mundo de una manera directa. Ya que, un consumo consciente y responsable, orientado al fomento de actividades que velen por los intereses de las personas y la naturaleza, es una gran contribución a la sostenibilidad.

 

ASHES TO LIFE #CuidaTuPielYlaDelPlaneta

ASHES TO LIFE

Queremos devolver a la vida los bosques incendiados transformando parte de sus cenizas en productos ecológicos. #CUIDATUPIELYLADELPLANETA

También te puede interesar

LA RESPONSABILIDAD (EMPRESARIAL) EMPIEZA EN LOS SUEÑOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *