CENIZA DE CARBON VEGETAL VS CENIZA DE CARBON VEGETAL ACTIVADO

El carbono, es uno de los elementos más abundantes en la corteza terrestre. Concretamente, ocupa el decimoquinto puesto. Así mismo, es el cuarto elemento más abundante en el universo en masa después del hidrógeno, el helio y el oxígeno. La abundancia de carbono, su diversidad única de compuestos orgánicos y su inusual capacidad para formar polímeros a las temperaturas comúnmente encontradas en la Tierra, permite que este elemento sirva como un elemento común de toda la vida conocida. Para entender la importancia de este elemento, basta con conocer que es el segundo más abundante en masa en el cuerpo humano (aproximadamente el 18,5%) después del oxígeno.

 

 

El carbón vegetal ha sido usado por el hombre desde el mismo momento en que se comienza a utilizar el fuego; dado que los trozos de madera carbonizada que quedarían en algunas hogueras pueden considerarse un carbón vegetal rudimentario. De hecho, existen pruebas de que en muchas pinturas rupestres de hace más de 15.000 años se utilizaba el carbón vegetal para contornear las figuras.

 

 

Pero su uso en aplicaciones corporales, tal y como mencionábamos en el artículo “El Origen del Jabón”, data del año 2800 a. de C. pues existen evidencias inscritas en unos cilindros de la cultura Babilónica en los que se hace referencia al uso de cenizas de origen vegetal en la elaboración de una masa jabonosa. De la misma forma, el carbón vegetal fue usado a lo largo de la historia por civilizaciones avanzadas como la Egipcia, Fenicia, Griega y Romana. Posteriormente, civilizaciones asiáticas como la Japonesa, Coreana y China han utilizado el carbón vegetal debido a sus múltiples propiedades.

 

 

Recientemente, el sector cosmético ha vuelto a poner la mirada en este elemento que, pese a su color negro (tono asociado al misterio y a la nobleza y elegancia según la psicología del color) tiene grandes propiedades. Pero no todos los carbones utilizados en cosmética son iguales en cuanto a procedencia ni en cuanto a tratamiento o composición. Por ese motivo, conviene explicar claramente las diferencias existentes entre Carbón Vegetal y el Carbón Activado tan frecuentemente usado.

 

 

 

CENIZA DE CARBÓN VEGETAL

 

La ceniza de carbón vegetal, es un producto 100% natural procedente de la carbonización directa de plantas y que es realmente beneficioso, con importantes aplicaciones tanto a nivel medicinal como estético. Se produce por calentamiento de madera y/o residuos vegetales, hasta temperaturas que oscilan entre 400 y 700 °C en ausencia de aire, obteniendo un material sólido y poroso con un alto contenido en carbono (del orden del 98 %). Este resultado es capaz de absorber toxinas, impurezas u otras sustancias que pueden resultar dañinas y perjudiciales para la piel, ayudando a que quede mucho más sana e hidratada. Resulta propicio para acabar con los productos químicos que se encuentran en los poros ya que favorece la exfoliación de las células muertas que hay en la piel, potencia el crecimiento de las células y mejora la flexibilidad y la suavidad de la misma, dejándola mucho más delicada. Además, al tratarse de un producto microporoso con gran superficie específica, posee altas propiedades de absorción.

 

 

Su composición y alto poder desintoxicante, convierte al carbón vegetal en un producto desodorizador, purificador, que ayuda a controlar de forma muy efectiva la humedad de la piel y aporta a la misma las propiedades minerales de la planta de origen. Dermatológicamente, resulta ideal para eliminar los puntos negros y las espinillas, mejorando enormemente las pieles grasas y con tendencia al acné. También se puede utilizar en la zona T (la zona que comprende la frente, nariz y barbilla, y que es propensa a ser más grasa que el resto de la cara debido a su mayor cantidad de glándulas sebáceas) para acabar con las impurezas y absorber las toxinas que se encuentran en la piel.

 

Imagen: Micrografía de carbón activado /cc Wikipedia.

 

 

CENIZA DE CARBÓN VEGETAL ACTIVADO

 

Por su parte, la ceniza de carbón activado o carbón activo, es un término genérico que se usa para describir a aquellos carbones vegetales que se han sometido posteriormente a un proceso de activación para aumentar la porosidad del elemento. Es decir, se trata de un carbón vegetal rectificado para modificar su estructura y porosidad (poros menores a 2 nanómetro de radio).

 

 

Por este motivo, las propiedades físicas del carbón activado no solo dependen de la materia prima utilizada (el tipo de materia vegetal) como en el carbón vegetal. En este caso también depende y afecta considerablemente en el resultado final la técnica de activación usada para su producción. Generalmente, existen dos métodos de producción del carbón activo diferentes:

 

  • Activación Química: Se mezcla una sustancia deshidratante (que puede ser un ácido) con la materia prima y se somete a un tratamiento a temperaturas moderadas. Esta técnica puede ser problemática porque, por ejemplo, al usar como agente deshidratante cloruro de zinc los residuos del zinc pueden permanecer en el producto final y consecuentemente en la piel, aún después de aclarado.

 

  • Activación Física o del Vapor: El material carbonizado se trata con una mezcla de gases de combustión y vapor de agua a una alta temperatura cercana a los 1000ºC para que se active.

 

 

 

 

CONCLUSIONES

 

Por eso, y pese al fenómeno social que se está produciendo con el uso del carbón en la cosmética, resulta fundamental conocer tanto el origen de las materias primas de los productos que usamos, como los tratamientos a los que se ha sometido a esas materias primas antes de que lleguen a contactar con la piel, de esta forma evitaremos que ésta se vea afectada por productos procesados y que no son naturales.

 

 

Para la elaboración de nuestro Jabón de Ceniza Hidratante y Jabón de Ceniza Exfoliante utilizamos como materia prima ceniza de carbón vegetal activado mediante el proceso físico de vapor que posee certificación para su uso en cosmética y que garantiza el máximo cuidado de la piel al no contener residuos químicos. Ésta ceniza de carbón activado que empleamos en la elaboración de nuestros jabones de ceniza ecológicos procede de la combustión de cáscaras de cocos, y aporta a la piel tanto sus principios minerales activos como su capacidad exfoliante. De esta forma garantizamos con nuestros productos el máximo cuidado para la piel de las personas.

 

ASHES TO LIFE #CuidaTuPielYlaDelPlaneta

 

ASHES TO LIFE

Queremos devolver a la vida los bosques incendiados transformando parte de sus cenizas en productos ecológicos. #CUIDATUPIELYLADELPLANETA

También te puede interesar

PRINCIPIOS ACTIVOS DE LAS PLANTAS

HUESO DE ACEITUNA. UN RESIDUO DE ORO

PROPIEDADES DEL ACEITE DE OLIVA PARA LA PIEL

EL ACEITE DE COCO EN COSMÉTICA. FUENTE DE VIDA PARA LA PIEL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *