LOS BOSQUES URBANOS: GRANDES ALIADOS SOCIALES, AMBIENTALES Y ECONÓMICOS

Los árboles, no son meros adornos en las ciudades, más bien son una necesidad para la salud. En su conjunto, son conocidos como bosques urbanos, y al igual que sucede cuando se encuentran en los entornos naturales, facilitan la biodiversidad urbana y ofrecen numerosos servicios a la sociedad asociados a la mejora de la calidad de vida.

 

 

Entre otras cosas, permiten la purificación del aire contaminado, absorben grandes cantidades de CO2, ralentizan el viento y las aguas pluviales, ayudan a la reducción de la temperatura, y mejoran la salud mental de las personas. Pero no solo eso, los bosques urbanos y periurbanos son imprescindibles en la lucha contra el cambio climático.

 

 

La silvicultura urbana es una rama especializada de la silvicultura que tiene por finalidad el cultivo y la ordenación de árboles y los recursos naturales relacionados con miras a aprovechar la contribución actual y potencial que éstos pueden aportar al bienestar de la población urbana, tanto desde el punto de vista fisiológico como sociológico y económico.

 

 

Hasta hace relativamente poco, en la mayoría de los países se atribuían a la silvicultura urbana ventajas generalmente estéticas. Sin embargo, y gracias a los numerosos estudios científicos y a la educación que se ha realizado al respecto, esta idea se está logrando cambiar poco a poco.

 

 

En los últimos tiempos, estos oasis urbanos de vegetación se han convertido en una herramienta que, además de mejorar el medio ambiente de las ciudades, también ayudan a equilibrar el anhelo de conexión con la biodiversidad que tenemos como sociedad.

 

 

La creación de bosques urbanos y periurbanos o la recuperación de zonas verdes debe realizarse de forma colaborativa entre el sector público y el privado. En este sentido las empresas con ADN responsable juegan un papel fundamental.
Los bosques urbanos proporcionan numerosos beneficios a las ciudades y a sus habitantes | ASHES TO LIFE

 

ORIGEN DEL CONCEPTO Y CATEGORIZACIÓN

 

 

Ya exponíamos en este mismo blog en el artículo “El valor real de los bosques” que, a lo largo de la historia, los bosques han cumplido distintas funciones que han contribuido al bienestar humano.

 

 

En un momento como el actual en el que más de la mitad de la población mundial vive en poblados y ciudades y en el que se prevé que en el año 2050 vivan en ellas otros 2.500 millones de personas, el valor de estos espacios naturales es, si cabe, aun más relevante.

 

 

Es por ello que, a finales del siglo XX, surge el concepto de “bosques urbanos” haciendo referencia a aquellas zonas verdes que crecen en las ciudades y que, a diferencia de los “parques urbanos”, otorgan mayor importancia a la naturalidad y son capaces de brindar servicios ecosistémicos.

 

 

Fueron los técnicos forestales quienes, en el decenio de 1960, comenzaron a interesarse por la selvicultura urbana. Por aquel entonces, el tema carecía de importancia para la opinión pública, y a nivel internacional, salvo contadas excepciones, los gobiernos no dedicaban la atención ni los recursos proporcionales a su desarrollo, incluso siendo conscientes de la indiscutible contribución que aportan estas zonas verdes para aliviar los problemas de las ciudades.

 

 

La evolución en la forma de concebir la selvicultura urbana y los avances en cuanto a conocimiento de la función que cumple la vegetación en las ciudades y en las zonas circundantes, ha propiciado un cambio social. Y ahora, se sabe que estos espacios verdes son unos grandes aliados sociales y ambientales debido a los múltiples beneficios que aportan.

 

 

Por otra parte, y dado que existen diferencias notables en función de cómo se han generado las zonas verdes urbanas, se ha establecido una categorización que hace referencia a su origen. Por ello, podemos encontrar:

 

  • BOSQUE NATIVO O AUTÓCTONO: Si la zona no ha sido intervenida y se encuentra naturalizada.
  • BOSQUE NATURAL ANTROPIZADO: Si la zona boscosa se ha intervenido como parque periurbano.
  • PARQUE URBANO: Cuando se intenta recrear desde cero las condiciones preexistentes.

 

 

Sea cual fuere su origen, resulta conveniente destacar que estas zonas verdes requieren de una custodia con cuidados continuos, pues al estar ubicados en entornos sometidos constantemente a situaciones adversas (como pueden ser la contaminación o la debilidad del suelo), las condiciones para su desarrollo no son tan favorables como lo serían si se encontrasen en su hábitat natural.

 

Más allá de los intereses económicos, algunas empresas buscan crear valor social y ambiental. El Proyecto de Investigación Medioambiental Ashes To Life Project es claro ejemplo de ello,
Restaurar bosques que han sufrido incendios aporta beneficios sociales, ambientales y económicos | ASHES TO LIFE

 

BENEFICIOS QUÉ APORTAN LOS BOSQUES URBANOS Y PERIURBANOS

 

 

Ha quedado más que demostrado en ciudades de todo el mundo que las inversiones en silvicultura urbana contribuyen en gran medida a la mejora de la calidad de vida de sus habitantes, haciendo que estas sean más confortables y agradables.

 

 

Y es que, tal y como refleja La Nueva Agenda Urbana de la ONU que pone en relieve las contribuciones de las áreas verdes urbanas al desarrollo sostenible, los árboles y los bosques urbanos son de gran ayuda a la hora de alcanzar muchos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), entre otros el ODS 11 para lograr que las ciudades sean inclusivas, seguras, resilientes y sostenibles.

 

 

La presencia de los bosques urbanos en las ciudades proporcionan beneficios medioambientales y sociales a sus habitantes y visitantes, mejorando considerablemente la calidad de vida. Entre estos numerosos beneficios, caben destacar:

 

  • DISMINUYEN LA PRESENCIA DEL CO2: Resolviendo uno de los principales problemas de las zonas urbanas que es la mala calidad del aire. Los árboles, filtran el aire eliminando contaminantes atmosféricos (incluidos el monóxido de carbono, el dióxido de azufre, los óxidos de nitrógeno, el ozono y los hidrocarburos).
  • PURIFICAN Y MEJORAN LA CALIDAD DEL AIRE: Atrapan todo tipo de partículas que pueden ser nocivas para la salud. Un solo árbol puede filtrar hasta una tonelada de polvo al año.
  • REDUCEN EL RUIDO: Es sabido que los niveles excesivos de ruido provocan daños fisiológicos y psicológicos a la población. En este sentido, los árboles ayudan a mitigar tales daños absorbiendo, refractando o dispersando los ruidos propios de las zonas urbanas (el producido por el tráfico, la industria, etc.)
  • REGULAN LA TEMPERATURA: Los árboles, arbustos y otras formas de vegetación ayudan a regular la temperatura de los entornos urbanos. La sombra de un árbol grande sobre un edificio puede equivaler al trabajo realizado por 15 acondicionadores de aire de 4000 BTU (4 220 kJ) en un edificio similar que no disponga de sombra, lo que se traduce en un considerable ahorro energético.
  • FACILITAN MATERIAS PRIMAS: En algunos lugares se plantan árboles frutales como complemento a los huertos domésticos urbanos. Así mismo, ciertos árboles proporcionan materias primas para algunas labores artesanales o ayudan a cubrir necesidades como la producción de forraje y leña (procedente de los trabajos de poda).
  • AUMENTAN LA BIODIVERSIDAD LOCAL: La presencia de especies vegetales en las ciudades favorece un aumento considerable de la biodiversidad. Cuantos más árboles, arbustos y parques urbanos posea la ciudad, mayor será su biodiversidad y mayores los beneficios que ésta ofrezca a la población.
  • MEJORAN LA CALIDAD ESTÉTICA: Los árboles, además del incuestionable valor estético y recreativo, satisfacen ciertas necesidades psicológicas, sociales y culturales de la población.
  • MEJORAN LA SALUD FÍSICA Y PSIQUICA DE LA POBLACIÓN: La función de purificación del aire que realizan los árboles en las ciudades influye directamente en la mejora de la salud y el bienestar de sus poblaciones. Pero también, se han identificado otros efectos muy beneficiosos para las personas, pues distintos estudios científicos demuestran que el verde del paisaje reduce el estrés, introduciendo calma y tranquilidad en las personas y haciendo que éstas sean más productivas y felices.

 

 

Conscientes de los múltiples beneficios que aportan los bosques urbanos, resulta importante destacar que la silvicultura urbana no es patrimonio exclusivo del sector público (las administraciones). Por suerte, y tal y como exponíamos en el artículo “El papel de las empresas en los ODS”, cada vez son más las empresas que se involucran en el desarrollo de este tipo de acciones a fin de crear entornos económicos, sociales y ambientales más sanos y fuertes.

 

 

Pero estas tareas deben realizarse de una forma planificada, siendo necesaria la implicación de las administraciones y contando con la colaboración y asesoramiento de expertos en temas ambientales capaces de establecer prioridades, las necesidades y los objetivos a cumplir en cada zona.

 

 

El resultado de este trabajo colaborativo permitirá satisfacer las necesidades del entorno urbano y de su población de una forma eficaz. Pero como exponíamos al comienzo de este artículo, no basta con realizar estas tareas para lograr que los bosques urbanos sean unos grandes aliados sociales, ambientales y económicos.

 

 

Para que sean capaces de ofrecernos sus múltiples beneficios, resulta vital realizar una custodia de estos espacios verdes y que los trabajos sean realizados por equipos especializados, pues no hay que olvidar que los bosques urbanos se encuentran ubicados en lugares cuyas condiciones para su desarrollo no son tan favorables como lo serían si se encontrasen en su hábitat natural.

 

ASHES TO LIFE #CuidaTuPielYlaDelPlaneta

logo

ASHES TO LIFE

Queremos devolver a la vida los bosques incendiados transformando parte de sus cenizas en productos ecológicos. #CUIDATUPIELYLADELPLANETA

También te puede interesar

bosques

EL VALOR REAL DE LOS BOSQUES

Bosques-y-Agua-ASHES-TO-LIFE

LOS BOSQUES Y EL AGUA

Biodiversidad-Ashes-To-Life

LA MAYOR DIVERSIDAD ECOLÓGICA DE EUROPA

Baobab-desaparicion-forestal

LOS GIGANTES DEL PLANETA ESTAN EN PELIGRO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *