LOS BOSQUES Y EL AGUA

En muchas regiones del Planeta la explotación excesiva, el mal uso y la contaminación suponen una amenaza cada vez mayor para la disponibilidad y la calidad del agua potable. En este contexto, la relación entre los bosques y el agua es una cuestión crítica a la que se debe otorgar una gran prioridad si queremos alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible, y más concretamente el Objetivo 6 de los ODS con el que se pretende gestionar de forma sostenible el agua garantizando su disponibilidad y pone entre sus metas proteger y restablecer los ecosistemas relacionados con el agua, incluidas, las montañas, los humedales, los ríos, los acuíferos, los lagos y, por supuesto, los bosques.

 

 

Cada vez es más evidente que el uso actual, el desarrollo y la gestión de los recursos hídricos del Planeta y de los servicios que prestan son insostenibles. La utilización del agua ha aumentado a más del doble de la tasa de crecimiento de la población en el siglo pasado, y aunque a nivel mundial “no hay escasez de agua” como tal, existe un número creciente de regiones que se enfrentan a una escasez crónica de agua.

 

 

Tal y como exponíamos en este mismo blog en el artículo “El agua, un bien escaso que debemos cuidar”, los bosques desempeñan una labor fundamental que afecta de forma directa a la calidad del agua y, consecuentemente, al bienestar de las personas, pues nuestra salud está íntimamente relacionada con la salud del agua que nos proporcionan estos bosques.

 

 

No hay bosques sin agua ni agua sin bosques

 

 

EFECTO DE LOS BOSQUES SOBRE EL AGUA Y EL CICLO HIDROLÓGICO

 

Los bosques y el agua están íntimamente relacionados. A grandes rasgos, podemos afirmar que los bosques son determinantes en la calidad del agua; influyen en los caudales de la red hidrográfica y aumentan la cuantía de precipitaciones. Pero veamos esta relación entre los bosques y el agua en detalle:

 

– CALIDAD DEL AGUA: La contribución principal de los bosques al equilibrio hidrológico de los ecosistemas es mantener la buena calidad del agua, debido a que se minimiza la erosión local del suelo, se reducen los sedimentos en las masas de agua (humedales, estanques, lagos, arroyos y ríos) y se detienen y filtran otros contaminantes presentes en el agua en la hojarasca y el sotobosque. Una buena cubierta forestal es la más eficaz para el suelo a fin de lograr que el agua tenga la menor cantidad de sedimentos posibles.

 

Y es que los suelos de los bosques son auténticos filtros naturales, pues evitan que los sedimentos y contaminantes sean arrastrados y lleguen a acuíferos, ríos y costa. Un suelo forestal bien estructurado, permeable y lo suficientemente profundo permite una libre circulación del agua, ayuda a evitar la escorrentía y facilita que el agua se filtre bajo la superficie y pase a capas más profundas hasta los acuíferos.

 

Debemos recordar que gran parte del agua potable en el mundo proviene de zonas boscosas, además que millones de personas dependen del agua dulce que fluye de los bosques. La presencia de bosques posibilita un agua de mayor calidad, menos turbia y con menos coste de depuración para su uso doméstico.

 

 

– CANTIDAD DE AGUA: Pero además de ser agentes activos en la calidad del agua, los bosques también afectan a la cantidad de agua. Está científicamente comprobado que la eliminación parcial o total de la cubierta vegetal aumenta el total del caudal fluvial que llega a las zonas de captación, debido en gran parte a la disminución de la evapotranspiración de los árboles.

 

La evapotranspiración constituye un importante componente del ciclo y balance del agua. De hecho, se estima que un 70% del total de agua recibida en una zona (por precipitaciones) es devuelta a la atmósfera a través de este proceso, mientras que el 30% restante constituye la escorrentía superficial y subterránea. De ahí, que podamos decir que no hay bosques sin agua, ni agua sin bosques.

 

 

Son numerosos los vínculos entre los bosques y el agua así como su importancia para la vida de cualquier ser y el bienestar humano

 

 

CONCLUSIONES

 

La relación que existe los bosques y el agua es esencial para la vida del planeta. Los bosques filtran y limpian el agua, amortiguan las lluvias fuertes que de otra manera erosionarían los suelos y mantienen en su lugar los bancos de los ríos. A su vez, el agua transporta nutrientes disueltos que se distribuyen por todo el suelo. Y es que los bosques actúan como “esponjas” recogiendo y almacenando grandes cantidades de agua de lluvia. Tanto es así, que los suelos forestales absorben cuatro veces más agua de lluvia que los suelos cubiertos por pastos y dieciocho veces más que un suelo desnudo.

 

 

Sin duda, son numerosos los vínculos entre los bosques y el agua así como su importancia para la vida de cualquier ser y el bienestar humano, de ahí que no puedan ser ignorados. Es tal su trascendencia y su vinculación que ambos, los bosques y el agua, están directa e indirectamente relacionados con varios de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

 

 

Tanto instituciones, empresas y sociedad civil debemos colaborar para afrontar los desafíos plasmados en los ODS. Estas colaboraciones nos permitirán encontrar soluciones sostenibles a largo plazo. La suma de la experiencia, conocimiento y esfuerzo de estos tres actores puede mejorar la calidad de las intervenciones, generar innovación social y ejercer de motor de cambio tanto a nivel local como global.

 

 

Desde ASHES TO LIFE, estamos dispuestos a colaborar para afrontar los desafíos planteados en los ODS. En este sentido, nuestro Proyecto de Investigación Medioambiental se presenta como un punto de unión entre la sociedad y los bosques. Pero también se presenta como una oportunidad para empresas y organizaciones de colaborar en una acción que nos permitirá afrontar uno de los principales desafíos actuales: la desaparición de los bosques del Planeta. Recuperar los ecosistemas forestales dañados por los incendios es una solución a largo plazo para mitigar las consecuencias del innegable cambio climático y la pérdida de los recursos hídricos que estamos viviendo. ¿Quieres ayudarnos a desarrollar nuestro Proyecto de Investigación Medioambiental ASHES TO LIFE Project y así a recuperar los bosques y el agua?.

 

ASHES TO LIFE #CuidaTuPielYlaDelPlaneta

 

ASHES TO LIFE

Queremos devolver a la vida los bosques incendiados transformando parte de sus cenizas en productos ecológicos. #CUIDATUPIELYLADELPLANETA

También te puede interesar

LA MAYOR DIVERSIDAD ECOLÓGICA DE EUROPA

LOS GIGANTES DEL PLANETA ESTAN EN PELIGRO

VALOR ESPIRITUAL, CULTURAL, ECONOMICO E IDENTITARIO DE LOS BOSQUES

LAS PEQUEÑAS GIGANTES DEL BOSQUE: LAS BRIOFITAS

1 valoraciones para “LOS BOSQUES Y EL AGUA”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *