PREPARAR LOS BOSQUES PARA EL VERANO TRAS LA PANDEMIA

Durante las últimas fechas se ha hablado mucho de las consecuencias sociales y económicas que está causando la crisis sanitaria provocada por el Covid-19. Pero no menos importantes son las consecuencias que el confinamiento va a causar sobre el medio ambiente. El coronavirus ha impedido los cuidados de fincas particulares, el mantenimiento de parques naturales y preparar los bosques para el verano, medidas imprescindibles para luchar contra uno de los mayores problemas a los que nos enfrentamos (y no solo en el periodo estival): los incendios forestales.

 

 

En las últimas semanas, hemos visto multitud de noticias vinculadas a la naturaleza que se han convertido en recurrentes, como las relativas a la presencia de animales en las ciudades. Son imágenes muy positivas que reflejan como el descenso de la actividad industrial y logística causado por la pandemia ha ayudado, con toda seguridad, a dar un respiro al planeta.

 

 

Pero este respiro también ha afectado a las labores de prevención de incendios, principalmente la limpieza de vegetación en zonas sensibles para reducir la masa combustible y prevenir los incendios. Cabe destacar que estas tareas preventivas de limpieza no solo deben centrarse en las zonas boscosas. Los propietarios de fincas y parcelas deben mantenerlas en correcto estado de conservación revisando el estado de la vegetación y proceder al desbroce preventivo antes de la estación seca.

 

 

Dado que el estado de alarma nos ha mantenido confinados, muchas de las fincas y parcelas no han podido ser desbrozadas por sus propietarios. Pero con el fin del estado de alarma, urge que estas tareas sean realizadas.

 

La COVID-19 ha impedido los cuidados de fincas particulares, el mantenimiento de parques naturales y preparar los bosques para el verano, medidas imprescindibles para luchar contra los incendios forestales.

 

 

En declaraciones a Europa Press, la Consellería de Medio Rural descarta que haya más riesgo de incendios este año en Galicia por el retraso en las tareas de desbroce en las franjas secundarias (50 metros perimetrales a las viviendas). Y pone foco en que “La causa última de los fuegos es la mano del hombre, no la situación en la que se encuentre el monte en un momento determinado”.

 

 

Eso si, reconoce que una biomasa bien gestionada “ayuda a frenar la propagación de los incendios” y a preparar los bosques para el verano. A su vez, hace hincapié en que se ha comprobado “en repetidas ocasiones que cuando se dan las circunstancias proclives para la actividad incendiaria (como viento fuerte, calor y baja humedad), esta se dispara”.

 

 

Pero estas declaraciones no deben hacernos bajar la guardia, todo lo contrario. Resulta vital adoptar medidas para preparar los bosques para el verano, pues cualquier acción, por pequeña que parezca, ayuda a reducir los riesgos y consecuentemente, a minimizar los incendios forestales que pudieran producirse durante la época estival.

 

 

Tal y como exponíamos en el artículo “Mejor prevenir que apagar incendios”, resulta fundamental desarrollar acciones durante todo el año en los montes y espacios colindantes para reducir o anular la probabilidad de que se inicie un fuego. Entre estas actuaciones, están las directas de prevención y las dirigidas a sensibilización y concienciación, que influyen en el comportamiento de las personas en el monte. Para ello, es necesario contar con la experiencia y la colaboración de los propietarios y de los habitantes de las zonas rurales en los planes específicos para preparar los bosques para el verano y combatir este tipo de incendios.

 

 

 

 

 

 

En ASHES TO LIFE creemos que todos, administraciones, empresas y sociedad civil debemos trabajar de forma conjunta si queremos reducir la alta siniestralidad y hacer el territorio menos inflamable y más resiliente al cambio climático.

 

 

Evidentemente los incendios forestales han ocurrido desde siempre como un elemento normal en el funcionamiento de los ecosistemas, por lo que estos trabajos conjuntos deben tener foco tanto en la prevención como en la restauración de los ecosistemas dañados.

 

 

En este sentido, nuestro proyecto de Investigación Medioambiental ASHES TO LIFE Project con el que queremos devolver la vida a los bosques que han sufrido incendios a partir de sus propias cenizas y que está alineado con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, se presenta como un punto de unión entre la sociedad y los bosques. Pero también, se presenta como una oportunidad para empresas y organizaciones de colaborar en una acción que permitirá afrontar uno de los principales desafíos a los que nos enfrentamos: la desaparición de los bosques del planeta.

 

 

Fomentar el desarrollo de este tipo de proyectos que mejoran los entornos sociales y ambientales contribuye a construir una sociedad más equitativa y unos entornos naturales más sanos. A su vez, recuperar los ecosistemas forestales dañados por los incendios es una solución a largo plazo para mitigar las consecuencias del innegable cambio climático. ¿Nos ayudas a devolver la vida a los bosques a partir de sus propias cenizas a través del desarrollo de nuestro proyecto de Investigación Medioambiental ASHES TO LIFE Project.

 

ASHES TO LIFE #CuidaTuPielYlaDelPlaneta

ASHES TO LIFE

Queremos devolver a la vida los bosques incendiados transformando parte de sus cenizas en productos ecológicos. #CUIDATUPIELYLADELPLANETA

También te puede interesar

CONOCER PARA PREVENIR LOS INCENDIOS FORESTALES

MEJOR PREVENIR QUE APAGAR INCENDIOS

Incendio forestal

RECUPERAR LOS BOSQUES TRAS LOS INCENDIOS

LA NUEVA GENERACIÓN DE INCENDIOS FORESTALES REQUIERE NUEVOS ENFOQUES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMUNIDAD ASHES TO LIFE

Únete a nuestra comunidad para estar

a la última de todas las novedades.

Y disfruta de un 10% de descuento

en tu primera compra al suscribirte.

#CuidaTuPielYlaDelPlaneta

Suscribiéndote a nuestro Newsletter estarás aceptando los Términos de uso y la Política de privacidad

GRACIAS POR SUSCRIBIRTE