CONSECUENCIAS SOCIALES DEL CAMBIO CLIMÁTICO

La sociedad actual se enfrenta a uno de los grandes retos para el próximo siglo: el cambio climático. Según alerta el último informe del Panel Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), la mayor red científica del mundo dedicada a estudiar este fenómeno, los efectos del calentamiento global se sentirán en todos los ecosistemas, así como en comunidades y economías humanas. Entre otras cosas, podría producir desplazamientos poblacionales (principalmente en zonas litorales que pueden verse afectadas por el aumento del nivel del mar, las inundaciones y la erosión de las costas), reducción de las producciones agrícolas (descenso de cosechas y merma de la calidad de las mismas) o agravamiento de la salud de la población (malaria, dengue…). Junto a ello, el citado informe apunta además que, de forma indirecta podría existir riesgo de producirse distintos conflictos y un aumento severo de la pobreza.

 

 

Según este informe, el cambio climático ya está afectando la temporalidad de algunas especies alérgicas y la distribución de algunos vectores de enfermedades. Pero también está jugando un papel importante en los patrones temporales de enfermedades como la malaria y el dengue, mientras que el aumento de inundaciones, sequías y olas de extremo calor y de extremo frío pueden provocar severos efectos de larga duración.

 

 

Lógicamente, estos efectos recaerán de forma desproporcionada en los países en desarrollo y las poblaciones más desfavorecidas de todos los países, aumentando aún más las desigualdades en materia de salud y acceso a alimentos adecuados, agua limpia y otros recursos. Francesco Rocca, presidente de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (Federación Internacional) afirma que “En un mundo cuya temperatura aumente en 1,5°C, un mayor número de fenómenos meteorológicos extremos afectarán a toda la población, con consecuencias particularmente crueles para aquellas comunidades que intentan hoy sobrevivir con dificultad en medio de conflictos, la inseguridad y la pobreza”.

 

 

Evidentemente la actividad humana parece ser una causa directa del calentamiento global de la tierra registrado en el último siglo y, especialmente, en los últimos años. Nuestra actividad ha influido en el desarrollo de los gases de efecto invernadero (industrialización, deforestación, uso de métodos de cultivo inadecuados…).

 

 

Aunque un aumento de 0,5°C en la temperatura es prácticamente imperceptible, el incremento de esta temperatura en todo el Planeta de forma permanente tendrá consecuencias considerables, según advierte el informe. Los efectos serán visibles y afectarán en todos los ecosistemas, así como en comunidades y economías humanas.

 

La ONU considera el cambio climático como uno de los más grandes desafíos de la actualidad

 

 

CONSECUENCIAS SOBRE LA POBLACIÓN

 

La propia Organización de Naciones Unidas (ONU) considera el Cambio Climático como uno de los más grandes desafíos de la actualidad debido a sus múltiples efectos. En este contexto, algunas de las alertas que lanza el citado informe del IPCC y que tendrán consecuencias sobre la población del Planeta son:

 

 

  • IMPACTO DEMOGRÁFICO: Está constatado que la creciente aparición de desastres naturales derivados de la variación en las condiciones del clima aumenta el número de emergencias humanitarias y por lo tanto desplazamientos de la población afectada.

 

  • CONFLICTOS: El uso, la explotación o la posesión de los recursos naturales, algunos tan necesarios y básicos como el agua, pueden desencadenar guerras. Estudios de la ONU muestran que más del 40% de los conflictos armados internos de los últimos 60 años están vinculados con los recursos naturales. Con el evidente aumento del impacto de cambio climático en todas las regiones, el riesgo de conflicto van a continuar creciendo.

 

  • AUMENTO DE LA POBREZA: El cambio climático afecta especialmente a la vida de las personas pobres: reduciendo los rendimientos de los cultivos; destruyendo hogares… Consecuentemente, provoca el aumento en los precios de los alimentos y crea inseguridad alimentaria. Sus impactos agraven la pobreza en las zonas más desfavorecidas, pero también se creen nuevos focos tanto en países desarrollados como en desarrollo.

 

  • COSTAS: El aumento del nivel del mar durante el siglo XXI provocará inundaciones y erosión del litoral. Al mismo tiempo el aumento de la población, el desarrollo económico y la mayor urbanización atraerán a más personas hacia zonas costeras, con lo que el peligro será mayor y los costes de adaptación podrían ser determinantes en algunos países.

 

  • SALUD: Un cambio de temperatura de varios grados puede hacer que la zona templada se haga más acogedora a la propagación de determinadas enfermedades. De esta manera, pueden empezar a darse casos de malaria, cólera, dengue u otras enfermedades que están olvidadas en países desarrollados y en zonas que tradicionalmente han sido más frías. Así mismo, el calor hace que aumenten las enfermedades cardiovasculares y que aparezcan muchos más problemas respiratorios como alergias o asma y, lógicamente, problemas derivados directamente de la contaminación.

 

  • ALIMENTACIÓN: El calentamiento global incide gravemente sobre la agricultura y los recursos hídricos, y puede cambiar la geografía al servicio de la producción de alimentos además de agravar la disminución de los recursos marinos, menguados ya de por sí por la sobreexplotación pesquera.

 

  • ACCESO AL AGUA: A mayor calentamiento del planeta, mayor escasez de agua. Con el cambio climático disminuye la calidad del agua bruta, con todo lo que ello conlleva para la higiene, la producción agrícola y la industria. Además, se generan riesgos para la calidad del agua potable, agravando los problemas de los millones de personas que ya padecen su escasez. Los recursos de aguas superficiales y subterráneas renovables se reducirán significativamente en la mayoría de las regiones subtropicales, lo que “intensificará la competición por el agua entre sectores”.

 

 

Por tanto, queda patente en dicho informe que muchos de los riesgos son particularmente problemáticos para los países en una situación más vulnerable económica, cultural, y políticamente dada su limitada capacidad para afrontar dichas vicisitudes.

 

La restauración ecológica de los bosques contribuye a combatir el cambio climático

 

 

CONCLUSIONES

 

Evidentemente se requiere la participación del conjunto de la sociedad en la lucha contra el cambio climático. Sólo a través de esa participación se puede conseguir la cohesión social  necesaria para resolver los complicados problemas a los que nos enfrentamos.

 

 

Un primer elemento básico para lograr esa implicación social es asegurar y facilitar una buena información sobre el cambio climático, sus causas, consecuencias, así como ofrecer alternativas que permitan a la sociedad comprometerse en la acción. En este sentido, y dado que una de las medidas clave que debemos tomar para hacer frente al cambio climático es reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, el desarrollo de nuestro Proyecto de Investigación Medioambiental  que tiene como objetivo devolver la vida a los bosques que han sufrido incendios, se presenta como una alternativa eficiente.

 

 

La restauración ecológica de los bosques contribuye a generar mayor resiliencia a los desastres naturales y al cambio climático. A su vez, estos entornos naturales ayudan a que el agua y el aire sean más puros, la biodiversidad y el suelo más ricos, y el suministro de alimentos más estable. Las respuestas que como sociedad predispongamos ante la mitigación y la adaptación al cambio climático supondrán el éxito o el fracaso de la forma de vida como la entendemos en estos momentos.

 

ASHES TO LIFE #CuidaTuPielYlaDelPlaneta

ASHES TO LIFE

Queremos devolver a la vida los bosques incendiados transformando parte de sus cenizas en productos ecológicos. #CUIDATUPIELYLADELPLANETA

También te puede interesar

CAMBIO CLIMÁTICO EN LA COSTA ESPAÑOLA

UNA MUCHEDUMBRE SOLIDARIA, SOLITARIA Y SILENCIOSA EN PRO DE LA NATURALEZA

CAMBIO CLIMÁTICO Y CAMBIO CROMÁTICO EN LOS OCÉANOS

LA GENERACIÓN CLIMÁTICA. ESPERANZA PARA EL MEDIO AMBIENTE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *