LA MADERA CERTIFICADA GARANTIZA LA GESTIÓN SOSTENIBLE DE LOS BOSQUES

La deforestación ha causado la desaparición de un promedio de cinco millones de hectáreas anuales de bosques entre 2001 y 2010, según un estudio publicado en 2013 por la ONG británica Chatham House, que apunta a los incendios, la producción agrícola y la ganadería, así como a la tala ilegal, como sus causas más probables. Esta deforestación aumenta los efectos del cambio climático, ya que los árboles absorben el CO2, y también conlleva una grave pérdida de biodiversidad.

 

 

Tal y como exponíamos en el artículo “Gestión sostenible de bosques: una práctica donde todos ganan”, la primera definición de Gestión Forestal Sostenible surge en la Conferencia Ministerial de Naciones Unidas de Río de Janeiro en el año 1992, aunque la preocupación por la deforestación y la necesidad de controlar la extracción y manipulación de la madera había comenzado antes. Como consecuencia, surge la necesidad de constituir una certificación que asegure la gestión sostenible de los bosques.

 

madera certificada

 

 

CERTIFICACIONES

 

Actualmente, existen dos grandes tipos de certificaciones a nivel internacional: FSC (Forest Stewardship Council) y PEFC (Program for Endorsement of Forest Certification). Estos dos tipos de certificación, tienen como objetivo asegurar que la gestión forestal se realice de modo: ambientalmente apropiada, socialmente beneficiosa y económicamente viable.

 

 

Estos grandes objetivos se logran a partir de una evaluación exhaustiva de los bosques y las empresas del sector de la madera, que se someten a esta certificación de forma voluntaria y garantiza el origen legal y sostenible de las materias primas. Las fases de esta evaluación se materializan realizando auditorías a las diferentes etapas, desde su inicio en el bosque hasta la materialización en el producto final.

 

  • Certificación de la Gestión Forestal: Tras la realización de la auditoría en los bosques, se entrega a sus gestores o dueños la certificación una vez demostrado que cumplen todos los requisitos.
  • Certificación de la Cadena de Custodia: En este caso la auditoría se centra en la empresa transformadora de madera u otros productos de origen forestal ya certificados como FSC o PEFC, hasta obtener los diferentes productos de consumo (papel, mobiliario, tapón de corcho, etc).

 

Para aquellos productos forestales cuyo origen no está acreditado como sostenible, existe una certificación que garantiza su origen legal. Ejemplo de ello es:

 

  • La Madera de Fuentes Controladas: Este reconocimiento verifica el cumplimiento de la legislación en el aprovechamiento del bosque, asegurando el cumplimiento de la Directiva Europea del Mercado de la Madera (EUTR). Tanto FSC como PEFC reconocen esta madera como procedente de Fuentes Controladas.

 

 

La estructura de ambos certificados es muy similar. Tanto FSC (‪@FSC_Spain) como PEFC (‪@PEFCSpain) son sistemas reconocidos en todas las políticas públicas de compra responsable (EU, UK, Japón, Alemania, etc.). La principal diferencia es que FSC parte de unos Principios y Criterios Globales. Cuenta con una entidad de acreditación interna: ASI, encargada de certificar los bosques de cualquier parte del Planeta. Por su parte, PEFC requiere la constitución de un Foro Nacional que consensue el Sistema y la Norma de Gestión Forestal Sostenible adaptada a cada país, siendo además necesario superar un proceso de reconocimiento mutuo para ser acreditado como Sistema PEFC.

 

 

Si la sociedad actual se hace consciente de la seria situación en la que nos encontramos y decide conservar los bosques del Planeta, como consumidores es necesario que exijamos certificaciones que aseguren que los productos provienen de producciones responsables y sostenibles.

 

 

 

 

 

BENEFICIOS DEL CONSUMO DE MADERA CERTIFICADA

 

Los beneficios derivados de este consumo de madera certificada son múltiples:

 

  • ASEGURAN UNA GESTIÓN FORESTAL SOSTENIBLE. O lo que es igual: reduce el riesgo de incendios, evita la deforestación, conserva la biodiversidad, contribuye a mitigar el cambio climático, conserva el agua y el suelo…
  • PROPORCIONA BENEFICIOS ECONÓMICOS. Mejorando la productividad, racionalizando la explotación y el aprovechamiento forestal.
  • GENERA EMPLEO Y BIENESTAR SOCIAL. Los bosques no sólo producen madera, también corcho, leña, resinas, pastos…
  • REFUERZA EL VÍNCULO ENTRE LA SOCIEDAD Y LOS BOSQUES. Cuidar el entorno ayuda al desarrollo de zonas rurales y motiva actividades de vida y ocio en la naturaleza.

 

 

Para concluir, es importante destacar que la madera es una materia prima natural excelente muy versátil, que permite un ciclo de vida extenso, ya que puede reciclarse fácilmente y reutilizarse para construir un sinfín de productos. Además, con el reciclaje, nos aseguramos la continuación de su vida útil, con los consecuentes beneficios para el medio ambiente.

 

ASHES TO LIFE #CuidaTuPielYlaDelPlaneta

ASHES TO LIFE

Queremos devolver a la vida los bosques incendiados transformando parte de sus cenizas en productos ecológicos. #CUIDATUPIELYLADELPLANETA

También te puede interesar

LA RESPONSABILIDAD (EMPRESARIAL) EMPIEZA EN LOS SUEÑOS

LA IMPORTANCIA DE UN PACKAGING SOSTENIBLE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *