UNA MUCHEDUMBRE SOLIDARIA, SOLITARIA Y SILENCIOSA EN PRO DE LA NATURALEZA

Si bien es cierto que  hay muchos factores que afectan a la continua pérdida de biodiversidad a nivel mundial y precipitan peligrosamente el cambio climático, no menos cierto es la emergente acción creativa, científica y positiva en una muchedumbre solidaria, solitaria y silenciosa que está trabajando en pro de la naturaleza.

 

 

David Risman, (Sociólogo y Psicólogo estadounidense Licenciado en la Universidad Harvard y asistente en el Tribunal Supremo de los Estados Unidos), postuló la existencia de personas «dirigidas por sí mismas» o «dirigidas por otros»; Alertó del peligro de una sociedad temerosa, dependiente y consumista de lo “políticamente correcto” frente a una minoría silenciosa que se comporta a partir de valores y principios éticos y porque no decirlo, respetuosos con el Medio Ambiente.

 

 

Esa muchedumbre solidaria, compuesta principalmente por personas rigurosas y universitarias de todas las edades, que suelen pasar desapercibidos por los medios de comunicación, son unos de los principales aliados activos de la naturaleza. Focalizan sus sueños, esfuerzos y conocimientos en la creación, innovación y mejora de nuevas fórmulas que ayuden a resolver limitaciones o problemas sociales, conscientes de que la conservación de la biodiversidad cumple un rol vital que, además, ayudará a alcanzar los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS) acordados por los 193 Estados Miembros de la ONU.

 

La unión de instituciones y gobiernos a esa muchedumbre solidaria que está trabajando en pro de la naturaleza nos permitirá alcanzar los ODS.

 

 

Sus identidades individuales les importan menos que la cogeneración de alternativas con valor, capaces de responder eficazmente a los problemas acuciantes de sus congéneres. Sus nombres y rostros raramente son reconocidos salvo en “noticias de medios específicos” diluidos entre los grandes titulares e incluso perdidos para el interés común. Ellos no ponen el énfasis en el reconocimiento como en la posibilidad de contribuir al desarrollo de la sociedad y la conservación óptima  de la naturaleza: sus objetivos clave.

 

 

Personas que diariamente se cuestionan sobre su contribución profesional en un tiempo de vida caracterizado por contaminaciones diversas, limitaciones, ordenanzas y problemas; que también reflexionan sobre el principio de corresponsabilidad en la gestión de los recursos naturales. En definitiva, personas que buscan denodadamente a otras personas para fomentar la participación de sus actividades profesionales desde estrategias innovadoras y útiles como por ejemplo, alternativas para detener la pérdida de biodiversidad y la protección del interés común. Personas expertas que crean organizaciones y  dan “un paso adelante” para conseguir con su implicación un mundo mejor.

 

 

En este sentido, sus contenidos reflejan el entusiasmo y el esfuerzo de todos aquellos que, en diferentes países y contextos, trabajan diariamente para promover y garantizar el uso responsable de la Tierra y sus recursos naturales. Su estrategia es una contribución valiosa para reforzar la implementación de proyectos relacionados con el desarrollo social sostenible  y la conservación de la naturaleza al fomentar acuerdos entre la sociedad civil e instituciones  empresariales, universitarias y políticas. En otras palabras, esta muchedumbre solidaria, se responsabiliza de cuidar la Tierra y, además, de contribuir a crear nuevas oportunidades y formas de trabajo en la conservación de la naturaleza, se plantean sus mejores ideas para conservar y recuperar la biodiversidad en todas sus formas y espacios.

 

 

Esta “micro-sociedad” en pos de beneficios compartidos debiera estar especialmente protegida y apoyada en su labor de custodia del planeta tierra y de todos sus diversos habitantes que la llevan a ser el planeta azul maravilloso que gira en el espacio infinito.

 

 

Minoría silenciosa que se comporta a partir de valores y principios éticos respetuosa con el Medio Ambiente.

 

 

A modo de síntesis, la tarea clave de esa “micro-sociedad” solidaria, solitaria y silenciosa, radica en combatir problemas como la deforestación, la contaminación de los océanos, acabar con la tala incontrolada de árboles para la consiguiente venta ilegal de madera; o tratar los desechos urbanos y residuos electrónicos como corresponde para proteger al medio ambiente y propiciar condiciones para la vida de esa  amplia gama de organismos vivos que, a su vez, posibilitan la biodiversidad y entre los cuales, el ser humano no es el dueño con derechos absolutos sobre el resto para depredar y servirse irresponsablemente del resto de especies y ecosistemas, sin caer en cuenta de que su vida, depende de ellos.

 

 

Por todo ello, es imprescindible que Instituciones y gobiernos tomen medidas efectivas y urgentes para detener la pérdida de diversidad biológica y asegurar la capacidad de reacción de los ecosistemas. Porque de esta diversidad biológica depende el desarrollo sostenible de la población, y consecuentemente su actividad económica. Su unión a esta muchedumbre solidaria, solitaria y silenciosa que está trabajando en pro de la naturaleza es vital para actuar contra el cambio climático así como para alcanzar los ODS.

 

ASHES TO LIFE #CuidaTuPielYlaDelPlaneta

ASHES TO LIFE

Queremos devolver a la vida los bosques incendiados transformando parte de sus cenizas en productos ecológicos. #CUIDATUPIELYLADELPLANETA

También te puede interesar

CAMBIO CLIMÁTICO Y CAMBIO CROMÁTICO EN LOS OCÉANOS

CONSECUENCIAS SOCIALES DEL CAMBIO CLIMÁTICO

LA GENERACIÓN CLIMÁTICA. ESPERANZA PARA EL MEDIO AMBIENTE

EL BOSQUE: BANCO UNIVERSAL DE AIRE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *