CUIDADOS DE LA PIEL MADURA EN INVIERNO

Las estaciones se suceden y la edad de nuestra piel también registra los años. Las temperaturas bajan y las flores se han marchitado; nuestra piel, también comienza a perder elasticidad, el bello dorado del sol, y se ralentiza su capacidad regeneradora. Esa ralentización va abriendo paso a la edad; Es el precio de vivir que se compensa con el coste de hacerse mayor; En otras palabras, nuestro organismo como la tierra misma, prosigue los ciclos de la vida, las estaciones del año, y comienza a hacerse más suave, más serena, más vulnerable y más sabia para discernir lo que le conviene y lo que le perjudica.

 

A esta realidad inexorable se le suman otros factores que reflejan la edad de nuestra piel: la herencia genética y los cambios hormonales, los cuidados en la alimentación, limpieza y descanso, los hábitos como el fumar y beber moderadamente, las largas exposiciones a los rayos solares, así como los cuidados regulares de nuestra salud y las condiciones climáticas de nuestro entorno. Sin orillar que el paso del tiempo también ralentiza su función metabólica. Entre las consecuencias del envejecimiento celular están la disminución de calidad y cantidad celular, la reducción de la secreción sebácea, la disminución de la vascularización, incluso el descenso de la secreción sudorípara de nuestras células cutáneas. En atención a todo lo cual, se hace necesario beber agua con regularidad.

 

La piel, nuestra frontera natural con el exterior, es el órgano más extenso del cuerpo humano. Sus células se renuevan por sí mismas regularmente, en un proceso que se completa cada 28 días. Exfoliantes en forma de jabones capaces de eliminar los restos de células muertas, y estimular la circulación en la piel hoy más que nunca son vitalmente necesarios si queremos dejarla preparada para lucir una piel radiante, suave y regenerada. La nutrición y el aporte de vitaminas necesarias acorde al tipo de piel, resulta el salvoconducto para la belleza y estado de salud más expuesto a la vista de todos los demás

 

La piel con edad agradece los tratamientos con productos cosméticos ecológicos

 

Si todas las pieles y en cualquier edad requieren cuidados, las maduras agradecen formas específicas de atención. O lo que es igual, necesitan hidratación, exfoliación con productos específicos y hábitos regulares en su aplicación. Máxime si deseamos gozar de una frontera segura con el exterior que regule nuestra temperatura corporal, sintetice la vitamina D, elimine las toxinas y no deje de ser la barrera protectora que cuide la función inmunológica de nuestro cuerpo.

 

La piel con edad agradece los tratamientos con productos cosméticos ecológicos , que le ayudan a recuperarse de forma natural; es decir sin sustancias químicas que la lesionen aún más tras un “supuesto e inmediato efecto milagro”, y cuya toxicidad perjudica tanto la piel como el organismo.

 

La cosmética ecológica, está formulada con ingredientes ecológicos y principios activos fácilmente asimilables por la piel y el organismo. Por ello, en ASHES TO LIFE hemos optado por crear dos productos de ceniza para ofrecer a la piel un tratamiento completo: un Jabón de Ceniza Hidratante y un Jabón de Ceniza Exfoliante. Ambos jabones, son veganos y no han sido testados en animales. La selección de las materias primas se ha realizado cuidadosamente teniendo en cuenta la procedencia de cultivo ecológico, el origen autóctono de cada ingrediente y su valor cosmético.

 

Cuidado de la piel madura con cosmética ecológica

 

Así mismo, como exponíamos en el artículo “El origen del Jabón”, hemos recuperando el proceso histórico de fabricación del jabón en el que las civilizaciones más avanzadas utilizaban ceniza en su elaboración, e incorporado el rigor científico actual elaborando nuestros jabones de ceniza en un laboratorio de cosmética ecológica.

 

Las cenizas certificadas que utilizamos para elaborar nuestros productos ecológicos también son de origen vegetal, concretamente provienen de cáscaras de coco. Esta ceniza aporta a la piel sus principios activos minerales así como su capacidad exfoliante. Además, la selección de cada una de las materias primas utilizadas en la elaboración de nuestros jabones se ha realizado cuidadosamente teniendo en cuenta la procedencia de cultivo ecológico, el origen autóctono de cada ingrediente y su valor cosmético.

 

Estos dos primeros jabones ecológicos de ceniza que hemos desarrollado son el aliado perfecto para el cuidado de todo tipo de pieles, incluidas las pieles maduras que requieren, si cabe, de mayores cuidados. Para concluir, queremos destacar que ambos jabones están certificados por Bio.Inspecta, bajo la norma BioVidaSana, en su máxima categoría, como “Producto Cosmético Ecológico”, con un mínimo del 95% de ingredientes procedentes de la agricultura ecológica. Esta certificación garantiza la trazabilidad y sostenibilidad de todos los ingredientes utilizados, así como el respeto del producto a la salud y al medio ambiente.

 

ASHES TO LIFE #CuidaTuPielYlaDelPlaneta

ASHES TO LIFE

Queremos devolver a la vida los bosques incendiados transformando parte de sus cenizas en productos ecológicos. #CUIDATUPIELYLADELPLANETA

También te puede interesar

LIMPIEZA FACIAL CON COSMÉTICA ECOLÓGICA: LA RUTINA ESTRELLA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *