¿JABONES O BOMBONES? UN LUJO PARA LOS SENTIDOS

La historia del jabón supera en antigüedad a la de los bombones, pero ambos, como todo producto artesanal comparten valores como aroma, color, tacto suave, frescura y belleza; Y no solo eso, también comparten ingredientes de muy alta calidad, procesos de elaboración artesanales y certificaciones que garantizan calidad y seguridad de los productos.

 

Las correlaciones de beneficios entre el chocolate y la piel son múltiples. No es un secreto que el chocolate es uno de los ingredientes más utilizados en la industria de la belleza. El chocolate oscuro u amargo posee una serie de propiedades para la piel de las personas: humecta y suaviza la piel, contiene antioxidantes que luchan contra los radicales libres, que causan el envejecimiento, suaviza las arrugas y calma la irritación y reduce la inflamación mejorando la circulación.

 

Todos los seres vivos, y entre ellos las personas poseen instrumentos cuya función es la de captar las variaciones que ocurren en su entorno inmediato y prepararse para responder debidamente a las mismas. En los humanos los denominamos “los cinco sentidos”. Están provistos de unas células con receptores que se activan por estímulos específicos y se conectan al cerebro, a través del sistema nervioso. El ojo es el órgano sensorial dominante y proporciona al cerebro más información que todos los otros sentidos juntos.

 

Jabones ecológicos elaborados con ceniza

 

El sentido del tacto tiene un carácter eminentemente exploratorio. La piel humana cuenta con pequeños receptores de diferentes formas y tamaños encargados de localizar estímulos, como calor, frío o dolor, y envían sus señales desde la médula espinal y el encéfalo inferior alcórtex somatosensorial.

 

Cuando comemos, se utiliza tanto el sentido del olfato como el del gusto, ya que al masticar gran número de moléculas volátiles se desprenden, excitando las células olfativas de la cavidad buceral.

 

Los jabones de ceniza de ASHES TO LIFE son el mejor regalo para la piel humana; En otras palabras son también el mejor regalo para la piel de las personas que estimamos. Y en ese sentido jabones de ceniza y bombones tienen como meta brindar placer y bienestar, al 100%, a las personas que gozan de nuestra estima, empezando por nosotros mismos. El placer del aroma con que embriagan el entorno y los sentidos como vías de acceso al cuidado de la salud, nos recuerdan la cita de Aristóteles al comentar: “Nada hay en mi intelecto que no haya pasado por mis sentidos”

 

La pastilla de jabón de ceniza hidratante y la pastilla de jabón de ceniza exfoliante, resultan una fuente de salud y de placer. Y ello, porque verlas, tocarlas u olerlas, además de darnos el beneficio de cuidar nuestra piel, nos aporta el doble placer de cuidar nuestra salud y movilizar nuestros sentidos. No es desproporcionado considerar que en semejantes cotas de bienestar las personas nos sintamos capaces de transformar, al menos temporalmente, nuestras dificultades en posibilidades. Estos jabones de ceniza, además de proteger la piel de las personas, han sido concebidos como un producto ecológico y solidario que destina beneficios económicos a restaurar los bosques quemados, un desastre natural que se da en todo el Planeta.

 

La ceniza es esencial en la formulación de los jabones ASHES TO LIFE

 

Si el praliné resulta esencial en cualquier marca de bombones que se precie, la ceniza es esencial en la formulación de nuestros jabones, ya que aporta a la piel las propiedades minerales de las mismas y su capacidad de exfoliación. En otras palabras, “el praliné” de nuestros jabones es la ceniza. Y lo hemos conseguido investigando en la historia y en la cultura para aprender de ella, e incorporando el rigor científico actual para desarrollar unas mezclas exclusivas de la más alta calidad. Pero a este “praliné”, se le han añadido otros ingredientes ecológicos que hacen que nuestros jabones sean un placer para la piel y para los sentidos.

 

Para concluir, y retomando de nuevo la cita de Aristóteles “ Nada hay en mi intelecto que no haya pasado por mis sentidos”, podríamos decir que tanto los buenos bombones como los jabones de ceniza de ASHES TO LIFE nos regalan hormonas de la felicidad: endorfinas. Y éstas, actúan a través de los sentidos para regalarnos bienestar, belleza y elasticidad de la piel, luminosidad y humor, energía y vitalidad.

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

ASHES TO LIFE

Queremos devolver a la vida los bosques incendiados transformando parte de sus cenizas en productos ecológicos. #CUIDATUPIELYLADELPLANETA

También te puede interesar

LA NATURALEZA: FUENTE DE INSPIRACIÓN

SABIDURÍA DEL BOSQUE Y SU NOCIÓN DEL TIEMPO

Deja un comentario