FACTORES DETERMINANTES PARA LA ELECCIÓN DE UN COSMÉTICO ECOLÓGICO

Calificar un producto como “cosmético ecológico alta gama” parte de no presentarlo como milagroso. Es vital transparentar e identificar claramente su composición, o lo que es lo mismo, mostrar el INCI (International Nomenclature Cosmetic Ingredient) del producto. Además, otro criterio que permite identificar los productos cosméticos ecológicos alta gama son las certificaciones que los avalan y que normas han pasado para adquirir dicha certificación. Ésta será la mejor garantía para asegurar que el producto va a aportar a la piel las propiedades de los ingredientes que lo componen.

 

En la actualidad, numerosos factores pueden afectarnos a la hora de adquirir un cosmético: la presentación, el envase, el color… son variables subjetivas que afectan nuestros sentidos pero que no siempre el contenido que envuelven se corresponde con los resultados que prometen. Razón por la cual, resulta imprescindible  prestar atención especial a su  etiqueta para conocer si realmente la descripción de su fórmula otorga al producto, las cualidades que nos han trasmitido  oralmente en el comercio  o bien vía  “boca-oreja”.

 

A nadie se nos oculta que, la publicidad con demasiada frecuencia desinforma con generalidades, todas muy bonitas y supuestamente muy buenas, al objeto de “vendernos falsas creencias” que le resultan convenientes para dar a conocer todo tipo de productos. Desafortunadamente, tanto si hablamos en general,  como de cosmética, la publicidad puede ser utilizada en ocasiones para “manipular” o “desinformar” al gran público que, confíanos en  las grandes marcas sin preguntarnos ni cuestionarnos por ejemplo, el listado de sus ingredientes que, en la mayoría de las ocasiones, no leemos.

 

Además, muchos consumidores siguen pensando que si un producto cosmético contiene un porcentaje mínimo de algún ingrediente tóxico no nos va a afectar, y entienden, que si se permite, es porque tampoco es tan malo. Y mucho menos,  que una pequeña cantidad de un ingrediente tóxico no es relevante si su aplicación es puntual, pero si su uso es continuo, las consecuencias pueden ser graves.

 

En la actualidad, la sociedad está cada vez más concienciada con los problemas que generan los tóxicos en la cosmética. Consiguientemente, se hace más y más necesario, prestar atención a los ingredientes que debemos evitar lo que nos permitirá  escoger con criterio y dejar de comprar por impulso. Pero también es necesario comprender y analizar el etiquetado de los productos.

 

Pastilla de jabón elaborado con productos ecológicos

 

El INCI fué creado en Estados Unidos en los años 80 por la CTFA (Cosmetic Toiletry and Fragance Association) e impulsada por la Unión Europea en 1998. Se creó para que todos supiéramos los ingredientes que llevan los cosméticos.

 

Conviene destacar ciertos aspectos interesantes sobre el INCI:

  • Todos los nombres de los ingredientes deben figurar en latín, aunque puede existir un doble nombramiento e.: “Aqua (water): se usan las dos terminologías INCI vigentes en el mundo, la primera de la UE y la segunda de EEUU (CTFA) .
  • Los ingredientes tienen que estar enumerados según su cantidad en orden decreciente. Vamos, que cuando lees una etiqueta de un jabón por ejemplo, el primer ingrediente que aparece en la lista es el que se encuentra en mayor cantidad en el producto, el segundo tiene menor cantidad y así hasta el último cuya cantidad en el jabón será la más pequeña.
  • Si la concentración de varios ingredientes es inferior al 1% pueden mencionarse sin orden.
  • Los listados de ingredientes según nomenclatura INCI se actualizan regularmente.
  • Los nanomateriales deben ser identificados en lista de ingredientes INCI como “nano”.
  • El fabricante puede solicitar por confidencialidad la exclusión de varios ingredientes de dicho listado.

 

Los derivados directos de plantas usan nomenclatura del “sistema Linneo”. Por ejemplo: el aloe vera aparecerá como ALOE BARBADENSIS.

 

Planta de aloe vera

 

Pero dentro de tanta terminología es muy fácil confundirse y no saber realmente qué estamos comprando. Por ello, además de ver su composición hemos de comprobar los certificados de calidad y seguridad que avalen el valor del producto y acrediten que esos ingredientes nos van a aportar sus propiedades. A partir de ese momento somos nosotros quienes tenemos que comprobar los resultados en nuestra piel.

 

Entre otros, las claves de esos resultados han de manifestarse en la piel, a través de mayor luminosidad, mayor tersura, notable hidratación como consecuencia de las propiedades expresadas en la composición y las proporciones de los ingredientes activos mostrados en su INCI.

 

Otra condición que nos corresponde antes de hacernos con productos cosméticos de alta gama es conocer el tipo y necesidades de nuestra piel; O lo que es igual, haber reparado en:

  • Qué deseamos obtener o solucionar: sequedad, tirantez, brillos, poros abiertos, primeras arrugas…
  • No esperar ni milagros ni inmediatez. Darle tiempo al tiempo, ser regular en la aplicación y perseverar, son claves en la obtención de buenos resultados.

 

Certificaciones que garantizan la extrema calidad de los productos cosméticos

 

Finalmente, no olvidemos que, la calidad de los productos queda avalada por la serie de certificaciones que garantizan la extrema calidad de los productos que se adquieren. En ASHES TO LIFE no nos conformamos con la certificación, vamos más allá. El compromiso de nuestros productos y nuestra marca comienza con el control de las materias primas, continúa con el proceso de elaboración de nuestros jabones de ceniza, y concluye con el diseño a partir de materiales ecológicos, sostenibles y reciclados, asegurando de este modo la trazabilidad total de nuestro proceso de producción. Para ello, solicitamos y exigimos certificados para lograr un menor impacto ambiental y conseguir que el producto que llega a las manos de nuestros clientes, además de cuidar su Piel, cuide también la Piel del Planeta.

 

ASHES TO LIFE #CuidaTuPielYlaDelPlaneta 

GuardarGuardar

GuardarGuardar

ASHES TO LIFE

Queremos devolver a la vida los bosques incendiados transformando parte de sus cenizas en productos ecológicos. #CUIDATUPIELYLADELPLANETA

También te puede interesar

EL PROCESO DE SAPONIFICACIÓN, DETERMINANTE EN LA CALIDAD DE LOS JABONES

LA CERTIFICACIÓN EN COSMÉTICA

Deja un comentario