LA RESPONSABILIDAD MEDIOAMBIENTAL ES DE TODOS

El nivel de conciencia ciudadana respecto de la ecología es creciente pero aún insuficiente. Tenemos un gran reto por delante: Reenfocar nuestra relación con la naturaleza; O lo que es igual, darnos cuenta, respetar y comprometernos en una manera diferente y mejor de usar los recursos naturales  de nuestro entorno de forma coherente a los citados valores, y además hacerlo en nuestro día a día. De modo que se plasme en hábitos sostenibles capaces de reflejarlos, tanto en la acción ciudadana como en la de nuestras instituciones empresariales, sociales y políticas.

 

Resulta imprescindible fomentar una ciudadanía real y efectiva responsable para encarar las necesidades del mundo en el siglo XXI, de manera que  permita desarrollar actitudinal y comportamentalmente modelos de vida respetuosos con el medio ambiente y consiguientemente con nuestras posibilidades de futuro.

 

Conocer y difundir con visión global el estado de necesidad de nuestro planeta resulta insuficiente. Las acciones y políticas han de sucederse coherentemente a fin de consolidar la sostenibilidad y exigir a las empresas, gobiernos locales e internacionales, que programen y gestionen  planes de desarrollo económicos y medioambientales  de manera que  se afronte este problema de modo efectivo; Es decir, tomando decisiones pertinentes en cada uno de los planos a fin de promover proyectos para la conservación y mejora de los entornos naturales.

 

Por ejemplo, España es uno de los países de Europa más ricos en biodiversidad: la que más variedad de tipos de aves, mamíferos y reptiles tiene, y la tercera en anfibios y peces. En nuestro país se pueden encontrar casi 60.000 especies diferentes de flora y fauna, lo que sitúa a España en el hogar de más de la mitad de animales que habitan la Unión Europea y de aproximadamente el 80% de las plantas. Su privilegiada situación geográfica y la consiguiente variedad de relieves y climas en la península y las islas, determina más de un centenar de hábitats diferentes, algunos protegidos en las 49 Reservas de la Biosfera declaradas oficialmente.

 

Reservas de la Biosfera declaradas oficialmente en España

 

 

En España, como país de fuertes contrastes, coexiste con lo anteriormente dicho otros datos que evidencian puntos débiles de nuestra conciencia respecto del cuidado y conservación del medioambiente. Por ejemplo, y según los datos del WCMC, actualmente hay en nuestro país más de 14 especies de animales, árboles y plantas en situación crítica, y más de 200 en serio peligro. Si tenemos en cuenta que en los bosques habitan dos tercios de las especies terrestres, podemos deducir deduce fácilmente la urgencia en frenar esos procesos negativos para el medioambiente y adoptar medidas de protección para preservar el equilibrio natural de los ecosistemas, y especialmente los de los bosques.

 

Según indica la Asociación Reforesta (@AReforesta), «En España, al igual que en la mayoría de los países desarrollados, el problema no está tanto en la destrucción actual del bosque, sino en la calidad del mismo y en la deforestación heredada». Con ello se refieren a que, debido a las acciones llevadas a cabo por nuestros antepasados, entre un quinto y un tercio del territoriose haya degradado tanto que la regeneración del bosque sea casi imposible. Por lo que, «Corregir la falta de biodiversidad de nuestros bosques es uno de los principales retos para hacerlos más resilentes ante el cambio global, es decir, el proceso de cambio planetario en curso inducido por el ser humano, una de cuyas más dramáticas manifestaciones es el cambio climático».

 

No cabe duda de que los ciudadanos podemos contribuir a este propósito adoptando hábitos como el reciclaje de materiales, la compra de productos en redes de comercio justo que se elaboran adoptando criterios sostenibles o financiando iniciativas con objetivos medioambientales. La sociedad debe plasmar esos hábitos, pero también instituciones y empresas. Es necesario que todos logremos desaprender hábitos nocivos con procesos reeducativos que fomenten la conciencia de respeto hacia el medio, se adquieran valores, actitudes y prácticas efectivas y positivas responsables tanto en la prevención como en la resolución de los problemas medioambientales. Así mismo, resulta vital gestionar programas para que la sociedad conozca y comprenda el alcance de la interdependencia entre Economía, Política, Ecología y Futuro Sostenible, promoviendo acciones solidarias entre la sociedad y los entornos naturales para que todos se beneficien.

 

La responsabilidad medioambiental es de todos: empresas, instituciones y de la propia sociedad

 

 

En esta línea, el proyecto medioambiental ASHES TO LIFE Project se presenta como un punto de unión entre la sociedad y los bosques. Una fórmula en la que todos ganan (entornos naturales, económicos y sociales), convirtiendo a ASHES TO LIFE en una empresa inteligente que nace con valores compartidos a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas (@pnud).

 

Pero como hemos dicho, la responsabilidad medioambiental es de todos: empresas, instituciones y de la propia sociedad, empezando por cada uno de nosotros y los hábitos que adoptemos en nuestro día a día. Así que ya sabes, como una acción demuestra quienes somos, empieza ahora a generar hábitos de consumo y redes ciudadanas que fomenten el respeto medioambiental y tengan la capacidad de expandirse por tus círculos más próximos. ¡Es mucho más fácil de lo que crees!. ¿Empezamos?.

 

ASHES TO LIFE #CuidaTuPielYlaDelPlaneta 

#ActNow

ASHES TO LIFE

Queremos devolver a la vida los bosques incendiados transformando parte de sus cenizas en productos ecológicos. #CUIDATUPIELYLADELPLANETA

También te puede interesar

EL AGUA, UN BIEN ESCASO QUE DEBEMOS CUIDAR

EL ACEITE DE PALMA. RIESGOS PARA LA SALUD Y EL MEDIO AMBIENTE

LA PIEL DE LA TIERRA

FUEGO Y AGUA. IMPACTO DE LOS INCENDIOS EN EL CICLO HIDROLÓGICO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *