LOS OCÉANOS SON UNA FUENTE DE VIDA Y SALUD

Los océanos y mares ocupan el 70% de la superficie del Planeta. Junto con los ríos, lagos y glaciares, forman lo que llamamos hidrosfera. Ésta, la hidrosfera, no solo realiza funciones vitales para los seres vivos como la regulación de temperatura sino que también, nos facilita la obtención de numerosos bienes y servicios. Y la industria cosmética no es ajena a esta realidad. Obtiene numerosos ingredientes y activos para elaborar sus productos, de ahí que podamos afirmar que los océanos son una fuente de vida y salud.

 

 

Los océanos, además de proporcionar una gran cantidad de oxígeno, facilitan un flujo de servicios indispensables para el bienestar humano. Cubren tanto demandas de abastecimiento, de regulación y culturales que, en la Evaluación de los Ecosistemas del Milenio, han sido catalogadas como “servicios ecosistémicos”.

 

 

En nuestro día a día, de ellos obtenemos pescado, moluscos, sal… Pero también de ellos obtenemos numerosos oligoelementos e ingredientes que utilizamos para la elaboración de fármacos, medicamentos y, evidentemente, productos cosméticos. Y es que los océanos son una fuente de vida y salud, pues proveen multitud de materias primas de origen natural que son utilizadas en el sector de la belleza.

 

 

Es por ello que, como industria dependiente, debemos asumir la responsabilidad de su cuidado. Mantener la salud y biodiversidad de estos ecosistemas, resulta vital si queremos lograr la tan deseada sostenibilidad, entendida como un equilibrio perdurable en el tiempo entre el entorno económico, social y ambiental.

 

 

El sector de la belleza es consciente de que los océanos son una fuente de vida y salud. Existe una innegable relación entre los océanos y la industria cosmética.
En la actualidad, la industria cosmética obtiene multitud de materias primas de los océanos | ASHES TO LIFE

 

 

LA IMPORTANCIA DE LOS OCÉANOS

 

 

Es tal la inmensidad y la diversidad que albergan los océanos que se estima que más de un tercio de todas las especies marinas están aun por descubrir. Esta afirmación parece lógica si tenemos en cuenta que el 95% del volumen de los océanos está todavía sin explorar.

 

 

En este sentido, la comunidad científica está centrando sus esfuerzos en el desarrollo de iniciativas que permitan explorar los miles de secretos ocultos en las profundidades de estos ecosistemas tan vitales para la vida en el planeta. Y es que como dice la prestigiosa oceanógrafa Sylvia Earle, “Con cada gota de agua que tomas, cada vez que respiras, estás conectado al mar. No importa donde vivas en el planeta”.

 

 

Tal y como exponíamos en el artículo “Los servicios ecosistémicos: definición y clasificación”, los ecosistemas sustentan todas las actividades de la vida. En esta clasificación, instaurada en la anteriormente citada Evaluación de los Ecosistemas del Milenio, se incluyen todos los beneficios tangibles e intangibles que aportan los entornos marinos. Atendiendo a ella, los océanos ofrecen servicios ecosistémicos de regulación y de soporte vitales para la supervivencia:

 

  • Producen más de la mitad del oxígeno que respiramos: El fitoplancton (plancton vegetal que es la base de la cadena alimentaria de los ecosistemas acuáticos) actúa del mismo modo que las hojas de los árboles y las plantas, es decir,absorbiendo dióxido de carbono y liberando oxígeno. Estas microalgas obtienen su energía y nutrientes a través de la energía solar por el proceso conocido como fotosíntesis.
  • Amortiguan los impactos del cambio climático: Los océanos juegan un papel fundamental en la lucha contra el cambio climático. Absorben más del 30% del dióxido de carbono que generamos, por lo que los fondos marinos, junto a los bosques, están considerados como uno de los principales sumideros de carbono.
  • Actúan como reguladores climáticos: Las aguas superficiales de los océanos captan grandes cantidades de energía solar, que es distribuida por las corrientes marinas por todo el mundo. A su vez, con el 97% del agua del planeta, los océanos juegan un papel fundamental en el ciclo del agua. Ésta, el agua, se evapora, sube a la atmósfera y regresa a la tierra en forma de lluvia.

 

 

A su vez, los océanos ofrecen servicios ecosistémicos de soporte y de provisión o abastecimiento. Entre otras cosas, obtenemos de ellos tangibles como alimentos, recursos naturales, recursos minerales así como recursos farmacológicos y medicinales. Pero también, aportan intangibles de gran valor como la recreación, el turismo, la educación y la estética.

 

 

El valor de los múltiples servicios ecosistémicos que nos ofrecen estos espacios naturales no hacen más que evidenciar que los océanos son una fuente de vida y salud. Pero también, ponen de manifiesto la necesidad de adoptar medidas para su conservación y cuidado.

 

 

Las propiedades cosméticas de los activos extraídos del mar como la arcilla verde han hecho que se popularice su en la formulación de cosméticos ecológicos específicos para limpiar, purificar y detoxificar la piel.
Mascarilla Facial Detox Reparadora elaborada con células madre de granada y arcilla verde | ASHES TO LIFE

 

 

LOS OCÉANOS: UN MAR DE OPORTUNIDADES COSMÉTICAS. FUENTES DE VIDA, SALUD Y BELLEZA

 

 

Cada vez que pensamos en un producto de cosmética ecológica, natural u orgánica, lo identificamos con el reino vegetal, es decir, un producto cuyos ingredientes y activos se obtienen de las plantas.

 

 

Sin embargo, en los últimos años se han intensificado las investigaciones para la obtención de activos obtenidos de otros entornos naturales: los océanos. La industria cosmética, al igual que el resto de sectores, se ha dado cuenta del potencial de estos entornos naturales.

 

Por ello, ha ido introduciendo paulatinamente ingredientes de origen marino en los productos al tiempo que se ha impulsado la investigación en la cosmética asociada a estos activos, a sus propiedades y a su forma de obtención.

 

 

Si bien a nadie le sorprende hablar de “cosmética verde” (aquella cuyos ingredientes y activos se obtienen de las plantas), algunas personas se extrañan al escuchar por primera vez la expresión “cosmética azul”. A diferencia de la primera, es aquella cosmética cuyos ingredientes y activos se obtienen de los océanos o entornos marinos.

 

 

Ahora que como industria somos conscientes de que los océanos son una fuente de vida y salud y nos beneficiamos de ellos extrayendo recursos para desarrollar cosméticos (tales como algas, sales, arcillas,…), debemos asumir también la responsabilidad de su cuidado, asegurando así que esta relación sea sostenible en el tiempo. Para ello es necesario que como industria ofrezcamos a los consumidores cosméticos que:

 

  • Sean capaces de aportar beneficios a la piel.
  • Se produzcan de una forma sostenible.
  • Sean respetuosos con el medio ambiente.
  • Generen conciencia ambiental y produzcan un cambio en los hábitos de consumo.

 

 

Y es que conviene destacar que en ningún otro ámbito la importancia de la biodiversidad para el desarrollo sostenible es más esencial que en los océanos. Por ello, la biodiversidad marina es un aspecto fundamental de los tres ejes del desarrollo sostenible (económico, social y ambiental) que mantiene el funcionamiento saludable del planeta y proporciona servicios que sustentan la salud, el bienestar y la prosperidad de nuestra especie.

 

 

En este sentido, la cosmética ecológica, juega un papel fundamental. Conscientes de ello, desde Ashes To Life creamos “Alta cosmética ecológica con baja huella ambiental” con el fin de favorecer este equilibrio perdurable en el tiempo entre el medio ambiente, la economía y la sociedad. O lo que es lo mismo, con el objetivo de lograr la deseada sostenibilidad.

 

 

Como sociedad, debemos ser conscientes de que cualquier actividad que realizamos como especie tiene un impacto. Y esto sucede de la misma forma en los ecosistemas terrestres como en los marinos. Por ello, debemos cuidarlos como si fueran parte más de nosotros, pues todo daño que provocamos sobre estos ecosistemas, nos lo estamos haciendo a nosotros mismos. ¡Pásate a la cosmética ecológica de Ashes To Life! y comienza a cuidar tu piel y la del planeta.

 

ASHES TO LIFE #CuidaTuPielYlaDelPlaneta

logo

ASHES TO LIFE

Queremos devolver a la vida los bosques incendiados transformando parte de sus cenizas en productos ecológicos. #CUIDATUPIELYLADELPLANETA

También te puede interesar

CLASIFICACIÓN DE REFERENCIA DE LOS SERVICIOS ECOSISTÉMICOS

LOS SERVICIOS ECOSISTÉMICOS: DEFINICIÓN Y CLASIFICACIÓN

pandemias

LA PÉRDIDA DE BIODIVERSIDAD AUMENTA EL RIESGO DE PANDEMIAS

contaminacion-covid-beneficios

UN RESPIRO AL PLANETA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *