KINTSUGI. EL ARTE DE DEVOLVER LA VIDA

El ‘Kintsugi’ es un arte ancestral japonés que consiste en reparar objetos cerámicos valiosos cubriendo sus fracturas con oro. Está considerado, a su vez, como una filosofía que plantea que las cicatrices cuentan nuestra historia, las cosas a las que nos hemos enfrentado y todo lo que hemos conseguido superar. La aceptación, la comprensión, la determinación y el tiempo son la laca de oro que van cubriendo y reforzando nuestras heridas. Esta filosofía que aplicada a la vida de las personas resulta una metáfora perfecta, también puede aplicarse a la naturaleza. Y es que podemos entender el Kintsugi como el arte de devolver la vida a algo enfatizando su valor.

 

 

En una época como la actual dominada por el consumismo, cuando algo se rompe, tenemos la costumbre de desprendernos de ello asumiendo que ya no es útil. Sin embargo en Japón, cuando un objeto cerámico valioso se rompe, lo reparan cubriendo sus grietas con oro. Con ello, además de recuperar su historia y hacerlo más fuerte, acentúan su valor y convierten ese objeto deteriorado en algo bello e inspirador. Este arte ancestral conocido como ‘Kintsugi’ se ha convertido, con el tiempo, en una corriente que trasciende del arte. Pero antes de avanzar, veamos el origen del Kintsugi, el arte de devolver la vida a objetos valiosos.

 

 

Según la historia, este arte comenzó en el siglo XIV cuando el shōgun Ashikaga Yoshimasa (el shōgun era el gobernante de facto del país en el que el Emperador delegaba la autoridad) envió a China a reparar su chawan (tazón especial para la ceremonia del té). Al cabo de algunos meses, el tazón fue enviado de regreso al shōgun quien se llevo una gran decepción al ver el resultado, pues el chawan no solo había perdido su belleza original, sino que al haber sido reparado con unas grapas metálicas, quedaba inservible al filtrarse el té por las grietas.

 

 

En Japón, cuando un objeto cerámico valioso se rompe, lo reparan cubriendo sus grietas con oro.

 

 

Al no quedar conforme con ello y queriendo recuperar el valor del tazón, busco en Japón artesanos que le ofrecieran una mejor solución que no solo volviera a hacer el tazón funcional, sino que conservase la belleza de ese preciado objeto cerámico. Estos artesanos, utilizaron una resina llamada Urushi junto a polvo metálico de oro que realzó las cicatrices del chawan, devolviendo a éste todo su esplendor. El trabajo de restauración resultante, unido a la importancia de la ceremonia del Té en Japón, contribuyeron a que esta nueva técnica acabase convirtiéndose en el hermoso arte que es hoy en día.

 

 

Básicamente, el Kintsugi (o Kintsukuroi) consiste en unir las piezas rotas mediante laca Urushi (hecha de resina del árbol Urushi que solo se encuentra en Asia) mezclada con polvo de oro, plata o platino, utilizando un pincel de kebo. Una vez terminado el proceso de restauración, la pieza repleta de cicatrices se vuelve, si cabe, aún más bella, pues éstas enfatizan las fracturas y ponen en valor su historia.

 

 

La importancia de esta técnica ancestral, ha logrado traspasar de lo material a lo emocional. Por ese motivo, ha acabado convirtiéndose en una filosofía de vida que promueve que, frente a las adversidades y errores, hay que saber recuperarse y sobrellevar las cicatrices, ya que éstas, nos hacen mejores, más fuertes y más bellos. Pero esta filosofía puede extrapolarse a cualquier cosa que sea vulnerable, incluida la naturaleza, pues para los japoneses todos los objetos y seres vivos merecen respeto y agradecimiento por haber prestado sus servicios.

 

 

De ahí, que el Kintsugi, el arte de devolver la vida a objetos valiosos y ASHES TO LIFE, compartamos el mismo espíritu: ambos surgimos con el propósito de restaurar cosas valiosas: el Kintsugii piezas cerámicas y, nosotros, bosques.

 

 

 

 

En este sentido, el Kintsugi se presenta como una metáfora perfecta de nuestro proyecto de investigación medioambiental ASHES TO LIFE Project, porque con el, no solo pretendemos devolver la vida a los bosques que han sufrido incendios a partir de sus propias cenizas, sino que también queremos devolverles su utilidad haciéndolos más fuertes y valiosos para las comunidades que los habitan. En definitiva, queremos recuperar su belleza y esplendor.

 

 

Tomando como propios los valores del Kintsugi y teniendo presente el mencionado Urushi, desde ASHES TO LIFE hemos creado una pieza de diseño sostenible elaborada con ceniza y resina. Se trata de la jabonera ANAHO. Un producto ecológico que, al igual que ocurre con los productos de cosmética ecológica de ceniza que elaboramos, tienen un objetivo: restaurar los bosques que han sufrido incendios y devolverlos a la vida a partir de sus propias cenizas.

 

 

Estas jaboneras ecológicas elaboradas de manera ética y sostenible a partir de un residuo forestal, muestran un acabado efecto piedra liso y mate en dos terminaciones: Gris Ceniza y Gris Mineral. Al igual que ocurre con las piezas cerámicas del Kintsugi, estas jaboneras han sido elaboradas a mano, por lo que presentan ligeras irregularidades en la superficie que convierten a cada pieza en un objeto único.

 

 

Conscientes de la trascendencia ambiental que supone la elección de los materiales en el desarrollo y creación de cualquier producto, desde ASHES TO LIFE hemos optado por utilizar ceniza certificada procedente de la poda controlada y limpieza de montes con gestión forestal sostenible para la elaboración de la jabonera ANAHO. De esta forma, además de ayudar en la limpieza de los montes para evitar incendios, damos una segunda vida a ese residuo forestal transformándolo en una pieza de diseño sostenible. Así, demostramos nuestro compromiso con la naturaleza.

 

 

Por todo ello, podemos afirmar que nuestra jabonera ANAHO es el mejor ejemplo de cómo ASHES TO LIFE comparte los valores del Kintsugi, el arte de devolver la vida a objetos valiosos. El Kintsugi devuelve a la vida objetos cerámicos. Nosotros, devolvemos la vida a los bosques que han sufrido incendios. ¿Nos ayudas a crear vida de las cenizas?

 

ASHES TO LIFE #CuidaTuPielYlaDelPlaneta

ASHES TO LIFE

Queremos devolver a la vida los bosques incendiados transformando parte de sus cenizas en productos ecológicos. #CUIDATUPIELYLADELPLANETA

También te puede interesar

UN RESIDUO FORESTAL CONVERTIDO EN DISEÑO SOSTENIBLE

ISLA ANAHO: UNA RESERVA NATURAL QUE DA NOMBRE A NUESTRA JABONERA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMUNIDAD ASHES TO LIFE

Únete a nuestra comunidad para estar

a la última de todas las novedades.

Y disfruta de un 10% de descuento

en tu primera compra al suscribirte.

#CuidaTuPielYlaDelPlaneta

Suscribiéndote a nuestro Newsletter estarás aceptando los Términos de uso y la Política de privacidad

GRACIAS POR SUSCRIBIRTE