EL PODER CURATIVO DE LAS PLANTAS

La vuelta a lo natural está de moda y por ello, la fitoterapia -que consiste en el uso de plantas naturales para prevenir, tratar o curar ciertas enfermedades-, y la cosmética ecológica certificada -que utiliza el poder curativo de las plantas para tratar y cuidar la piel-, ganan adeptos. Pero para que podamos seguir disfrutando de éste poder curativo que nos ofrece la naturaleza, debemos cuidar su biodiversidad.

 

 

El ser humano, lleva beneficiándose de las virtudes de las plantas desde tiempos inmemoriales practicando la fitoterapia: el tratamiento médico de algunas enfermedades basado en el empleo de plantas y sustancias vegetales. A lo largo de los siglos, se ha ido perfeccionando el conocimiento sobre el poder curativo de las plantas gracias al intercambio de experiencias y a que el “corpus de remedios” destinados a curar males más o menos graves se fue ampliando de forma considerable. Así, la obra “De materia médica” del médico y boticario Dioscórides (que data del siglo I a. C.), describe más de quinientas plantas y sus beneficios. ¡Y se convirtió en un manual de referencia hasta el siglo XIII!

 

 

La eficacia de la “medicina moderna” (más científica y menos empírica), hizo que, por un tiempo, el uso terapéutico de las plantas cayese en el olvido. Sin embargo, a partir del siglo XX, los efectos secundarios de los medicamentos de origen químico, especialmente para los pequeños males cotidianos, provocaron nuevamente el interés por la fitoterapia.

 

 

Hoy en día, las propiedades curativas de estas plantas utilizadas desde hace milenios por civilizaciones antiguas como la egipcia, griega y romana, vuelven a acaparar nuevamente nuestra atención. En la mayoría de los casos, se ha observado que aquello que se había descubierto de manera empírica podría demostrarse con ensayos de laboratorio. Tanto es así, que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha creado organismos específicos destinados a recabar los usos tradicionales de las plantas medicinales, a validarlos desde el punto de vista científico y a comprender mejor sus mecanismos subyacentes.

 

 

La extracción no regulada de plantas silvestres provoca graves consecuencias en distintas especies causando, con ello, la destrucción de la biodiversidad.

 

 

El resurgir de este interés por el poder curativo de las plantas, sumado a la cada vez mayor conciencia ambiental, han propiciado la aparición de un cambio social hacia una belleza consciente que está abanderada por la cosmética ecológica certificada. Un nuevo concepto de belleza que va más allá de ver los propios beneficios que aportan las plantas, busca, además de cuidar nuestra salud, hacerlo de una forma respetuosa con el Planeta.

 

 

Como exponíamos en el artículo “Principios activos de las plantas, el poder curativo de las plantas y su capacidad reparadora viene dada por la gran variedad de principios activos que éstas sintetizan y almacenan en el curso de su crecimiento con la ayuda del metabolismo. Lo hacen a partir de sustancias tan simples como el agua, el nitrógeno o el dióxido de carbono, y a través del proceso conocido como fotosíntesis.

 

 

Según estadísticas de la Organización Mundial de la Salud, entre el 70 y el 80 por ciento de la población global depende de medicinas tradicionales basadas en plantas para atender sus necesidades sanitarias básicas. Este dato, nos vale para hacernos una idea de la relevancia que tienen las plantas y la trascendencia que tiene preservar la biodiversidad.

 

 

Danna J. Leaman, Directora del Grupo de Especialistas en Plantas Medicinales de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), afirma que “en el mundo hay entre 50.000 y 70.000 plantas con propiedades medicinales comprobadas. Pero de todas ellas, solo 1.000 se producen de forma comercial”. Y añade que estas plantas que se producen de forma comercial suelen ser especies más “fáciles de domesticar” y con un mercado lo suficientemente estables para garantizar la inversión necesaria en tierra y fertilizantes para su producción.

 

 

El poder curativo de las plantas y su capacidad reparadora viene dada por la gran variedad de principios activos que éstas sintetizan y almacenan.

 

 

Sin embargo, la gran mayoría de las plantas medicinales son silvestres y son recogidas por personas con escasos recursos económicos como forma rápida de obtención de ingresos. Esta extracción no regulada, provoca graves consecuencias en distintas especies causando, con ello, la destrucción de la biodiversidad.

 

 

Es por ello que resulta imprescindible establecer políticas específicas para proteger la biodiversidad, prevenir la desaparición de recursos vegetales valiosos y evitar la reducción de la misma y las malas prácticas en los cultivos. “La atención y el compromiso de los consumidores no se pueden conseguir tan fácilmente cuando hay tanta competencia por el tiempo y dinero de la gente”, dice Leaman. “Aún así, estamos realizando progresos a la hora de atraer a innovadores y líderes de la industria con un nuevo estándar de uso sostenible de plantas silvestres en gastronomía, medicina y cosmética”.

 

 

El sector cosmético no puede evadir su responsabilidad en la protección de la biodiversidad y conservación del medio ambiente. Y debe, además de producir de forma sostenible, crear productos que no lo perjudiquen. En este sentido, la cosmética ecológica certificada se presenta como la mejor opción para los consumidores responsables, pues la utilización de este tipo de productos que han pasado los más estrictos controles y disponen de un sello de Certificación Ecológica de una entidad independiente, garantizan que tanto los ingredientes que lo componen como su proceso de producción, son respetuosos con el medio ambiente.

 

 

Retomar lo natural, es recuperar esa conexión con la naturaleza que nuestros antepasados ya conocían. ¡Pásate a la cosmética ecológica certificada que utiliza el poder curativo de las plantas y únete a este movimiento de belleza consciente que respeta la biodiversidad!.

 

ASHES TO LIFE #CuidaTuPielYlaDelPlaneta

ASHES TO LIFE

Queremos devolver a la vida los bosques incendiados transformando parte de sus cenizas en productos ecológicos. #CUIDATUPIELYLADELPLANETA

También te puede interesar

CÁSCARA DE COCO, UN RESIDUO TRANSFORMADO EN COSMÉTICOS ECOLÓGICOS

COSMÉTICA ECOLÓGICA CERTIFICADA, UN MODELO ECONÓMICO AL SERVICIO DE LAS PERSONAS Y EL PLANETA

RAZONES PARA PASARSE A LA COSMÉTICA ECOLÓGICA

SIGNIFICADO DE LOS SÍMBOLOS EN LOS COSMÉTICOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMUNIDAD ASHES TO LIFE

Únete a nuestra comunidad para estar

a la última de todas las novedades.

Y disfruta de un 10% de descuento

en tu primera compra al suscribirte.

#CuidaTuPielYlaDelPlaneta

Suscribiéndote a nuestro Newsletter estarás aceptando los Términos de uso y la Política de privacidad

GRACIAS POR SUSCRIBIRTE