LA MANTECA DE KARITÉ. UN INGREDIENTE DE ALTO VALOR COSMÉTICO

Como ya avanzamos en artículos anteriores, la identidad y su expresión en lo referido a jabones ecológicos en la Cosmética del siglo XXI se expresa en tres claves:

 

  • Ingredientes ecológicos y en la proporción trasparentada en su formulación, debidamente certificada.
  • Proceso de elaboración: Saponificación en frio, que, a diferencia del resto de jabones producidos industrialmente, a temperaturas que le obligan a perder tanto los beneficios de sus ingredientes naturales como la glicerina derivada de dicho proceso; y con ello, no aportar a la piel  humana los beneficios que en origen tienen.
  • Certificaciones y Formulaciones que avalan o no, todo lo anterior.

 

 

Aunque parezca mentira, como consumidores seguimos “creyendo y confiando” en lo que “nos dicen” o lo que “vemos” y lo hacemos sin filtros. Es decir, que no tendemos a reflexionar o cuestionarnos la naturaleza y fines últimos de la fuente e información. Razón por la cual, desde ASHES TO LIFE nos hemos propuesto a través de este blog iniciar un trabajo de información veraz que permita a los consumidores documentarse para tomar decisiones contrastadas antes de comprar cualquier artículo cosmético, ya que estos son productos clave a la hora de cuidar la salud y belleza de nuestra piel.

 

En esta ocasión vamos a centrar la atención en uno de los ingredientes de nuestro Jabón de Ceniza Hidratante, concretamente en la “Manteca de Karité“, que no es otra cosa que la grasa obtenida de la nuez secada al sol y producida por el árbol del karité. Conocido como “Vitellaria Paradoxa”, el karité es un árbol de hasta 15 metros de altura de las sabanas arbóreas del oeste de África. El nombre de karité significa “árbol de mantequilla”. Este árbol, que crece en estado salvaje, puede vivir hasta tres siglos y el diámetro del tronco puede medir hasta un metro. Da sus primeros frutos tras 15 años. Aunque, se considera que alcanza su edad adulta hacia los 30 años, en este momento se puede obtener hasta 20 kg de frutos, es decir 5 kg de almendras secas, de las cuales se obtendrá aproximadamente 1 kg de manteca de karité.

 

En sus entornos naturales, Burkina Faso, Malí, Sudán y Costa de Marfíl es muy apreciado, además de  para cuidar la piel y el cabello, para usos medicinales como el cuidado de heridas y el tratamiento de la lepra. Especialmente rico en vitaminas A, E y F, proporcionando los ácidos grasos esenciales y nutrientes, requeridos en la producción del colágeno. Su INCI (Nomenclatura Internacional de Ingredientes Cosméticos) se corresponde con:  Butyrospermun  Parkii  Butter.

 

La manteca de karité es uno de los ingredientes de belleza natural más versátiles

 

 

BENEFICIOS DE LA MANTECA DE KARITÉ

 

Los cuatro grandes beneficios que ofrece de la manteca de karité para nuestra piel son:

 

  1. Hidratación: Por su alta concentración de vitaminas y ácidos grasos.
  2. Regeneración celular: Vitamina F- omega 3 y 6, vitales para nuestra piel ya que, nuestro cuerpo no los elabora) y los ha de compensar a través de la alimentación. La carencia de esta vitamina se manifiesta por la descamación de la piel y la sequedad  en uñas y cabello.
  3. Alisamiento de la piel: Es determinante en la producción natural del colágeno. Sus ácidos oleico, esteárico, palmítico y linolénico protegen y nutren evitando la sequedad. Su uso continuado, reduce arrugas y líneas de expresión.
  4. Reducción de los procesos inflamatorios: Gracias a su ácido cinámico de lupeol, además de reducir las inflamaciones y evita mutaciones de la piel como el acné.

 

La manteca de karité es uno de los ingredientes de belleza natural más versátiles. Además de ser beneficiosa para todo tipo de pieles (grasas, secas, sensibles o mixtas) es un sorprendente ingrediente natural que hidrata intensamente, aportando la humedad adecuada y protege nuestra piel de las agresiones externas (frío, viento, sol, agua salada o clorada), dándole un aspecto radiante y saludable.  Gracias a estas propiedades, es así como actúa en:

 

Rostro: Combate el acné regulando el exceso de sebo gracias a que contiene Vitamina A; aporta humedad sin tapar nuestros poros de la piel. Calma y cura los labios agrietados; reduciendo esas pequeñas bolsas y arrugas tenues del contorno de los ojos. Suaviza las irritaciones de la nariz y aplicada con antelación al maquillaje hace que éste dure más y en mejores condiciones.

 

Cuerpo: Hidrata la piel y cicatriza heridas, rojeces y rozaduras. Alivia las quemaduras del sol y prolonga el bronceado. Fortalece las uñas y facilita la circulación sanguínea si la empleamos en masajes con el consiguiente beneficio de reducir la piel de naranja o celulitis. Su uso, es muy recomendable en el embarazo facilitando la elasticidad de la piel de la madre en el tiempo de lactancia; y aporta beneficios a la piel del  bebé ante las irritaciones por el uso del pañal.

 

Cabello: Le devuelve suavidad, flexibilidad y brillo; incluso le regenera si está dañado, combatiendo eficazmente la caspa. Por su alta hidratación sella las puntas abiertas dejándolo protegido ante el uso de planchas cerámicas de alisado.

 

 

 

 

Esta maravilla de la naturaleza, es uno de los ingredientes básicos que componen nuestro Jabón de Ceniza Hidratante, pero no el único. Nuestros jabones ecológicos certificados de ceniza poseen propiedades que los hacen genuinamente únicos.

 

Para concluir, recuerda que, como decíamos en el artículo “La certificación en Cosmética”, la certificación de cada producto nos da garantía de calidad y puede ayudarnos a tomar decisiones de compra, pero lo más importante es, leer bien los ingredientes con los que esta elaborado el cosmético, así como tener muy claro lo que hay detrás de cada sello de certificación y qué es lo que acredita.

 

ASHES TO LIFE #CuidaTuPielYlaDelPlaneta

ASHES TO LIFE

Queremos devolver a la vida los bosques incendiados transformando parte de sus cenizas en productos ecológicos. #CUIDATUPIELYLADELPLANETA

También te puede interesar

CENIZA DE CARBON VEGETAL VS CENIZA DE CARBON VEGETAL ACTIVADO

ACEITES ESENCIALES: EL ALMA DE LAS PLANTAS

ALTERNATIVAS ECOLÓGICAS A LOS MICROPLÁSTICOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *